Toyota Corolla se toma el futuro como híbrido

A estas alturas se trata de estos modelos con los que es casi imposible no haber tenido algún grado de relación, prácticamente todos en algún momento hemos estado en un Corolla, y Toyota reconoce en este modelo no solo su carácter de superventas, sino también que gran parte de su fama de marca altamente fiable, recae en la experiencia de usuario que este modelo, junto a otros como la camioneta Hilux ha logrado proveer.

Ahora llega su nueva evolución al país, se trata del All New Corolla, que se renueva con dos versiones de gasolina, y el New Corolla Hybrid, que se vale de un sistema híbrido para mejor rendimiento dinámico con alta eficiencia.

De esta manera, esta nueva evolución del Corolla, se ordena en Chile con 4 variantes, y 3 motorizaciones. La primera utiliza un motor de gasolina de 1,6 litros capaz de desarrollar 130 caballos de fuerza, con un torque de 159 Nm, que alimenta la tracción mediante una transmisión mecánica de 6 relaciones. Lo sigue otro motor gasolinero, de 2.0 litros. que es capaz de desarrollar 170 HP con torsión de 200 Nm. Este bloque puede utilizar una caja mecánica de 6 velocidades o automática del tipo CVT.

La máxima novedad la representa la variante híbrida, que se vale de un motor de combustión de ciclo Otto (gasolina, 4 tiempos), de 1,8 litro de ciclo Atkinson, de alta eficiencia, que en conjunto con un motor eléctrico logra desarrollar 122 HP con un torque de 142 Nm. También ofrece una transmisión continua variable o CVT.

Toyota ha liderado la introducción de modelos híbridos en Chile, desde su Prius lanzado en 2007. En línea con los planes de la marca y las exigencias de los mercados,  el Corolla Hybrid se posiciona como una de las variantes más sofisticadas y de mayor experiencia premium.

Así, esta variante cuenta con asientos forrados en cuero, sensores delanteros y traseros, una completa computadora de viaje con pantalla de 7”, climatizador automático (Bizona), llave inteligente, Sunroof, radio touch de 9 pulgadas con Android Auto y Apple Car Play y faros LED. Además, hereda exactamente el mismo sistema híbrido del Prius, es decir un motor de ciclo atkinson y un propulsor eléctrico.

Su batería se recarga automáticamente cuando el vehículo desacelera o frena, sin necesidad de enchufarse a una fuente de energía externa, valiéndose de su motor de combustión para mantener las baterías cargadas.

Esta variante hace gala de la tecnología que la marca hoy dispone, así cuenta con Toyota Safety Sense, paquete de asistencias a la conducción que incluyen sistema de pre-colisión frontal (PCS), de alerta de cambio de carril (LDA), de luces altas automáticas (AHB) y de control de velocidad crucero adaptativo (ACC).

Share This