El sector automotriz, el transporte y la movilidad, viven momentos de revolución, que reside en los avances tecnológicos que llegan para  hacer más eficiente, limpio y seguro al conductor y su auto. 

Así, desde los primeros modelos con frenos ABS (primera tecnología clave en asistencia a la conducción digital), introducidos en los ochentas en nuestro país, la evolución sigue hasta el punto que hoy, los mencionados frenos y el control de estabilidad son parte de la normativa chilena para autos nuevos, desde 2021. 

A ello se suman los sistemas más avanzados como frenado automático, control de crucero adaptativo (capaz de frenar y acelerar, en función de la velocidad programada y de la distancia del vehículo que lo antecede), junto con asistencia al volante, que en rigor “conduce” el auto, son hoy una realidad para muchas marcas y modelos en Chile, y sobre todo para un creciente público que se une a la tendencia, sin saber muchas veces que alcances tiene la tecnología que porta su auto nuevo.

“Para nosotros es uno de los pilares de la marca, lo que se ha demostrado en los últimos lanzamientos como el de UNI-K con su asistente de manejo semi autónomo de nivel 2, ya que lo buscamos es ofrecer seguridad a un precio accesible. Además, la casa matriz de Changan lo ha convertido en su principal foco, ya que se declara no sólo como una compañía automotriz, sino como una de tecnología. Prueba de esto, es la reciente alianza entre Changan y Huawei”, cuenta Javiera Vásquez, marketing manager de Changan.

El auto, mi protector

La Dirección General del Tráfico de España, que ya maneja data sobre este particular estima que se reducirían en un 54% los accidentes por colisión frontal, en un 58% los atropellos a peatones y ciclistas, y en un 68% los siniestros por salidas de carril involuntarias, gracias a  los sistemas ADAS, con un  un efecto positivo directo en el 57% de los accidentes.

Por ello, la oferta nacional se pone en línea con estas tecnologías y lo consideran un diferenciador clave. “Tanto para Mazda como para nuestros clientes las asistencias avanzadas pasaron a ser un equipamiento muy valorado, ya que permite entregar un mayor nivel de seguridad. Como marca esto va muy apalancado a nuestro pilar Human Centricity, que pone en el centro de todo al conductor y busca precisamente entregarle mayor seguridad”, añade Marcela Kuhn, marketing manager de Mazda.

Coincide Rodrigo Labra, gerente de planificación comercial de Hyundai en Gildemeister, “vemos que los consumidores tienen un gran interés en nuevas tecnologías que estén enfocadas en eficiencia, conectividad y sobre todo seguridad, es por lo mismo que toda la industria se está moviendo en esa dirección. El cliente siempre espera que, al renovar su auto, este lo sorprenda en estos aspectos, pero sin lugar a duda que encontrar nuevas tecnologías de seguridad es muy bien valorado y uno de los atributos de compra más relevantes al momento de tomar la decisión”.

Antonio Karmy, gerente comercial de GWM, relata. “Cada vez valoran más este tipo de tecnologías, sin embargo, existe un alto porcentaje de clientes que aún no se adaptan completamente y tienden a desactivar estas ayudas, que son fundamentales para proteger sus vidas, las de sus acompañantes y las de las otras personas en la vía”.

En este punto es claro que mientras más personas conocen cómo funcionan estos sistemas, más están dispuesto a utilizarlos y mejorar tanto su seguridad como la del  entorno. “En base a los distintos estudios que como Kia hemos realizado internamente para comprender las necesidades de nuestros clientes, la seguridad es un factor determinante al momento de la compra y que va de la mano de la propuesta de valor ofrecida en los nuevos lanzamientos que ha tenido Kia durante este año y en los que vienen. Buscamos ir un paso más allá, ofreciendo distintas alertas de seguridad y asistencias a la conducción dentro una amplia gama de alternativas en cada uno de nuestros autos”, añade Max Morel, gerente general automotriz de Kia Chile. 

Desde Mercedes-Benz, gerente comercial Automóviles Kaufmann pone el énfasis en el valor agregado de estas innovaciones. “Las tecnologías de asistencia avanzadas son un diferenciador. Esto incluye al sistema distronic, el autopilot, entre otros, donde Mercedes-Benz es uno de los pioneros y uno de los que está más avanzados en el mercado”.

Similar es la impresión de BYD, que con una gama de autos de alta tecnología, cuenta con clientes más abiertos a estas nuevas tendencias. “Desde nuestra experiencia en BYD, la recepción de los clientes ha sido positiva y muy bien recibida, ya que son asistencias que ocupan a diario. La gran mayoría de nuestros clientes ya las conocen y preguntan si vienen incorporadas en nuestros modelos disponibles en el país”, comentó Cristián Garcés, gerente general de BYD Auto.