Suzuki Celerio:

más actual y

necesario que nunca

Por allá en 2009, antes de la locura de los SUV, la pandemia y el auge de las marcas chinas, se introducía el Suzuki Celerio, un pequeño citycar que proponía un nuevo estándar comparado con su hermano de gama el Suzuki Alto, que supo estar por años entre los más vendidos en Chile.

El tiempo ha pasado, y hoy los pequeños y eficientes citycars no figuran entre los más vendidos, sino que dan paso a los aspiracionales y más versátiles SUV, y hatchback de buen rendimiento. Pero también pasó la pandemia, que impuso interesantes cambios en la industria, entre ellos el uso de autos urbanos como servicios de nueva movilidad y última milla, como Uber o Cornershop, entre muchísimos otros con usuarios que traspasan la frontera entre el vehículo personal y el bien de capital. 

Esto configura un interesante -y creciente- nicho para los urbanos pequeños, como el nuevo Suzuki Celerio, que suma a sus dueños que buscan el uso profesional,  a su tradicional consumidor: clientes de “primer auto”, tanto familias como universitarios y jóvenes que quieren recibir sus primeras llaves. 

Campeón urbano

Su diseño es completamente nuevo, con mayor sofisticación en sus formas con una parachoques que simula tomas de aire, donde aloja neblineros, focos compuestos que se toman los vértices del capó, además de pasos de rueda con se destacan con leves hendiduras y un lateral con bien marcadas formas, que le dotan de personalidad y cierta “musculatura”. Llantas color negro de 15 pulgadas para la variante GLX Sport, denota la opción más exclusiva del line up de lanzamiento. 

Como buen urbano, el tamaño importa: es 55 mm más ancho y 15 mm más alto, alcanzando los 1.655 mm y 1.555 mm, con un despeje del suelo creció 5 mm hasta los 170 mm. Distancia entre ejes de 2.435 mm y capacidad de carga de 295 litros son sus cartas en usabilidad.

El equipo del nuevo Celerio incorpora pantalla táctil de 7” con Apple CarPlay y Android Auto, aire acondicionado, espejos eléctricos, comando de audio al volante, computador de a bordo, puerto USB, alzavidrios eléctricos en las cuatro puertas y sistema Start/Stop, inédito en su nicho en nuestro mercado. 

En seguridad la oferta del Celerio consta de doble airbag frontal, frenos ABS con EBD, control de estabilidad (ESP), sensor de retroceso, seguro de niños en puertas traseras, anclajes Isofix y control remoto con bloqueo de puertas. A lo que la versión equipada con la caja AMT agrega asistente de salida en pendiente (HHC).

Las tres versiones se mueven gracias a la nueva generación del motor K10C, de tres cilindros y casi un litro:  998 cc para 66 caballos de fuerza  y 89 Nm de torque, con opciones de transmisión manual de cinco velocidades o automatizada AMT. El consumo es de un as de la sustentabilidad, con 21,4 km/l en ciudad, 23,8 km/l en ciclo mixto y 25,4 km/l en carretera, así queda como el citycar con el mejor consumo de combustible del mercado.

“Estamos muy contentos de presentarles el nuevo Suzuki Celerio, un modelo que ha sido completamente renovado y que incorpora importantes novedades como el sistema Start/Stop y un nuevo sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7” con Android Auto y Apple CarPlay. Se trata de un auto juvenil, que apunta a satisfacer las distintas necesidades de nuestros clientes, ya que gracias a su versatilidad, gran maletero y excelente consumo de combustible, puede ser utilizado tanto como un vehículo de desplazamiento personal, como una excelente herramienta de trabajo para reparto, servicios o emprendimientos”, señaló Christian Renner, gerente de Suzuki Chile.

El nuevo Suzuki Celerio parte en los $9.690.000 de la versión GLX, sigue en los $10.090.000 de la GLX Sport y cierra en los $10.590.000 de la AMT GLX Sport (precios incluyen bonos de marca y financiamiento).  

Share This