Suzuki Baleno: un nuevo capítulo para el superventas

 

 

 

El Suzuki Baleno es de esos autos que se hicieron un lugar entre las familias chilenas. Una generación de autos japoneses, donde rivalizó y comparte el buen recuerdo con modelos como el Toyota Tercel o el Nissan V-16. Japoneses, fiables, queridos y superventas.

Por años fue unos de los grandes responsable de elevar a Suzuki a la pelea entre los más vendidos, y por ello el lanzamiento de una nueva generación despierta expectativas, más en el escenario actual: extremadamente competitivo, con modelos super equipados, pero frente al frenazo de las ventas, tras la enormes ventas de los últimos tiempos.

Pues bien, el Nuevo Suzuki Baleno fue presentado, ahora en formato hatchback, completamente actualizado, con un fuerte énfasis en la competitividad frente a los usuarios, con una importante carga tecnológica en equipamiento. 

Receta para el éxito

El diseño del nuevo Baleno lo muestra como un hatchback robusto y urbano, atractivo, pero sin pretensiones de revolucionar la industria. Se trata de un diseño sobrio y funcional, que hace destacar el logo de la marca en el centro de la calandra que cuenta está enmarcado con un segmento cromado, que orgánicamente comienza por definir sus focos y su capó curvo. 

Las nervaduras laterales le dan formas más precisas, y destaca el gran espacio de su habitáculo, que también habla de un auto racional y práctico. En la parte trasera en tanto ofrece un breve spoiler y un portalón amplio,  que se integra sutilmente con las luces  y el parachoques. Un buen despeje del suelo, aporta al aspecto robusto y transmite confianza para calles dificultosas. 

Decididamente más innovador es su interior, que se enfoca en la experiencia del conductor y de sus acompañantes, integrando materiales de buena calidad y con buen equipamiento, como un sorprendente HUD (head up display), disponibles en las variantes GLX. Un equipamiento propio de segmentos más altos. 

Su equipamiento contempla –según versión- un nuevo sistema multimedia con pantalla de 9” (de 7” en las versiones GLS) como interfaz principal, que cuenta con conectividad para Apple CarPlay y Android Auto, además de botón de encendido, cámara de 360°, control de velocidad crucero, computador de a bordo con pantalla LCD a color de 4,2”, cierre centralizado con comando a distancia, computador de a bordo, aire acondicionado con climatizador, volante forrado en cuero con comandos de radio, manillas interiores cromadas, salidas de aire traseras, espejos retrovisores abatibles y ajustables eléctricamente, tapiz de tela, asientos traseros abatibles 60:40, puerto USB delantero y dos cargadores USB traseros.

Doble airbag frontal, frenos ABS con distribución electrónica de frenado (EBD) y asistente de frenada (BAS); sistema de arranque en pendiente, sensor de retroceso, cinturones traseros de tres puntas y dos anclajes Isofix son parte de sus argumentos en seguridad, que se ve aumentada en variantes GLX, que añaden airbags laterales y de cortina, además del mencionado Head Up Display.

El foco está en lo práctico y la eficiencia, y su motor también lo demuestra: se trata de un bloque de 1,5 litros, aspirado, que entrega 103 caballos de fuerza, con un torque de 138 Nm. La administración de esta fuerza pasa por una transmisión mecánica de 5 velocidades o bien una variante automática de 4 relaciones. 

 “Con esta profunda renovación de Baleno esperamos seguir el exitoso camino de sus antecesores y fortalecer nuestra posición de liderazgo en el segmento Pasajeros. Se trata de un modelo de gran relevancia para la marca y que es muy querido por nuestros clientes, ya que ofrece un gran diseño, un amplio habitáculo, un excelente desempeño y un elevado nivel tecnológico y de seguridad, acompañado por un gran rendimiento de combustible”, aseguró Christian Renner, gerente de Suzuki Chile.

El nuevo Suzuki Baleno con precios que parten en  los $12.990.000 de la versión GLS MT para cerrar en los $15.490.000 de la variante GLX AT (precios incluyen bono de financiamiento).