Subaru Outback: superventas que

va por más 

Ciertas marcas japonesas han tenido una singular evolución en Chile, como por ejemplo Subaru. Con una timing ideal en los lanzamientos de sus modelos pasó a comienzos de los ochentas con modelos compactos para luego posicionarse en los noventa muy alto con recordados modelos como Legacy y, con un auto que pronto supo ganarse el corazón premium de muchos conductores de buenos recursos: el Subaru Outback.

Ahora regresa en su última encarnación, con poderosos pergaminos detrás como sus 15 mil unidades vendidas en nuestro país, tras 26 años de éxito. Ahora regresa renovado ofreciendo las últimas tendencias y tecnologías de la industria desde la muy particular visión de Subaru.

Como buen producto exitoso, la evolución de su  diseño exterior es evolutiva. Sigue fusionando deportividad y aventura, en un formato que también luce bien en la ciudad. Nueva parrilla frontal,  paneles con superficies más grandes y robustas molduras que subrayan sus capacidades off road, configuran una propuesta tradicional para el usuario de Subaru, y atractiva para quienes buscan la funcionalidad de un SUV, sin tener un vehículo demasiado imponente. 

En su interior añade  un nuevo sistema de entretenimiento cuya interfaz principal es una pantalla táctil de  11.6 pulgadas con control de gran parte de las funciones del automóvil, todo diseñado para la comodidad y utilidad de sus usuarios.

La genética Subaru siempre pasa por su tradicional y única configuración de motores, como son sus bloques Bóxer (de cilindros opuestos en 180°). En esta evolución del Outback, cuenta con un 4 cilindros, de  2.5L con eficiencia mejorada, integrada en la nueva Plataforma Global Subaru, optimiza la rigidez de la carrocería y la dinámica de conducción de All New Outback.

Subaru no se queda atrás en tecnologías de asistencia a la conducción, como el sistema  EyeSight de Subaru, de serie en todos los modelos. Con años explorando este tipo de tecnología, ahora agrega  control de crucero adaptativo avanzado que incluye una nueva función de centrado de carril, recalibración del software y mayor ángulo de visibilidad. En combinación con el Driver Monitoring System disponible en la versión Touriong, la cuarta generación de EyeSight brinda mayor seguridad al nuevo Outback.

La sensaciones de conducción, la entrega de tracción y la estabilidad, son también valores claves para la marca de Las Pléyades. En esta generación introduce un nuevo diseño de amortiguadores con piezas de aluminio más livianas en el brazo inferior de la bandeja de suspensión, que potencia su tradicional tracción total Symmetrical All Wheel Drive, que ahora es alimentado por la caja  Transmisión Lineartronic CVT, que cuenta con un sistema hidráulico que transfiere la potencia del motor de manera más eficiente, para utilizar su también conocido paquete de soluciones de tracción X-Mode, que mejora la capacidad de conducción en caminos difíciles al optimizar el funcionamiento del motor, la transmisión y los frenos.

Consciente de que gran parte de su público es familiar, cuenta con una serie de soluciones como el portalón “Hands Free”, que junto a cubre equipaje retráctil de un solo toque, permiten una operación fácil incluso en terrenos difíciles.

Share This