Como pocas, la casa Subaru en Chile cuenta con un estatus especial. Para muchos de nosotros, vimos sus capacidades de aventuras en la TV, en el recordado programa “La Tierra en que Vivimos”, donde para muchos quedó sellada la genética aventurera de la marca.

Argumentos siempre tuvo, siendo de los primeros fabricantes en contar con una gama con tracción total, que evolucionó hacia el Symmetrical All Wheel Drive de la marca, y que se complementa con sus eficientes motores bóxer. Bueno, todos esos valores y más regresan recargados en el nuevo Subaru All New Crosstrek, lanzado recientemente en nuestro país. 

El diseño exterior del All New Crosstrek es una evolución del modelo anterior, llamado XV, pero ahora ofrece  líneas más afiladas y detalles más definidos que le dan un aspecto más deportivo y moderno. La parrilla delantera es más grande y agresiva, muy en línea con los faros LED rasgados. 

El panel de la consola central presenta un acabado en negro brillante, con detalles cromados que aportan elegancia y sofisticación. Los controles de la climatización están bajo la pantalla táctil de alta resolución, de 11,6 pulgadas, que hace de interfaz principal para infoentretenimiento y las configuraciones de los sistemas del Crosstrek, además de las conexiones a Apple Car Play y Android Auto.  

En los laterales de la pantalla se encuentran los controles del sistema de audio, con botones físicos que permiten un acceso rápido y natural a las funciones. Suma varios espacios para guardar cosas, además de cargador inalámbrico para el celular. 

Genética de tracción

Los seguidores de Subaru saben lo que buscan: su capacidad de tracción, estabilidad a toda prueba y capacidades fuera de carretera, que ahora se ven potenciadas con varias asistencias y nuevas tecnologías. 

El sistema X-Mode permite cambiar la tracción, para adaptarse mejor al terreno con posibilidad de SNOW/DIRT o D.SNOW/MUD, que se cambia desde la misma pantalla central. A ello se suma el sistema  Subaru Intelligent Drive (SI-DRIVE) que es capaz de cambiar la respuesta del motor según la necesidad inmediata de su conductor. 

Pero su corazón, sigue siendo un Subaru, y como tal es un motor de cilindros horizontales opuestos o bóxer, que es capaz de desarrollar con sus dos litros de desplazamiento, una potencia de 156 caballos de fuerza, con torque de 196 Nm, todo administrado por una transmisión CVT (contínua variable). 

El gran despliegue tecnológico es su sistema Eye Sight, en su última generación, con cámara monocular de gran angular adicional, que ayuda al conductor frente a emergencias. Se integra con su sistema ADAS; con control crucero adaptativo, frenado previo a colisión, control de centrado de carril y control de dirección adaptativo del automóvil anterior y dirección de emergencia autónoma, entre otras asistencias, que terminan por configurar un Subaru Crosstrek, que se toma la aventura con gran tecnología, seguridad y confort.