Este acuerdo marca un paso importante en la transición hacia un futuro más respetuoso con el medio ambiente en el transporte de carga. Scania Chile ha dado a conocer la llegada de su primer camión eléctrico al país, que se sumará a la flota de PepsiCo, como parte de su compromiso con la reducción de emisiones y la innovación sostenible.

La aparición de este vehículo eléctrico de Scania en Chile no sólo marca un progreso tecnológico en la industria del transporte, sino que también evidencia los compromisos de sostenibilidad de la multinacional del transporte, que incluyen la ambición de disminuir en un 50% las emisiones de CO2 generadas por sus operaciones, así como un 20% las emisiones de CO2 provenientes de los productos utilizados por sus clientes, ambos para el año 2025.

“Estamos emocionados de dar la bienvenida al primer camión eléctrico de Scania en Chile y de asociarnos con PepsiCo en este emocionante viaje hacia la electromovilidad. Esta alianza es un testimonio del compromiso de ambas compañías con la innovación sostenible y la reducción de emisiones, y esperamos seguir trabajando juntos para alcanzar nuestros objetivos compartidos de cuidar el planeta”, dijo Ignacio Urcelay, director general Scania Chile.

Este vehículo eléctrico de Scania forma parte de toda una nueva generación de camiones eléctricos de la marca, que van a ayudar a PepsiCo a disminuir sus emisiones de CO2 en sus operaciones de logística, lo que representa un avance importante hacia una operación más respetuosa con el medio ambiente. 

La colaboración entre PepsiCo y Scania se basa en la visión compartida de ambas empresas de priorizar la protección del medio ambiente, específicamente a través de la electromovilidad. Ambas compañías están comprometidas con el desarrollo e implementación de tecnologías más sostenibles que promuevan el avance hacia un futuro más limpio y sostenible.