Cuenta además con bodegas Respel (para residuos peligrosos) y Suspel (para elementos químicos), junto con una gran bodega de materiales y sala de compresor. También cuenta con una sala de ajuste, y oficinas con 10 estaciones de trabajo, y sala de reuniones para 6 personas, en el primer piso.

“Para Scania la región del Biobío es clave ya que se trata de una de las ciudades más importantes del país y un importante nodo de transporte. Una zona de alta concentración de importantes clientes que confían en las soluciones de transporte de la marca. Estamos sumamente orgullosos de este crecimiento que impactará directamente en el nivel de servicio brindado a nuestros clientes y por ende en la disponibilidad de sus flotas y la rentabilidad de sus negocios”, comentó Ignacio Urcelay, director general de Scania Chile.

En tanto, en la segunda planta se pueden encontrar un confortable comedor, además de una segunda sala de reuniones, para 10 personas, junto a un puesto de trabajo, bodega, sala de servidores, baño y camerinos para mujeres y hombres. También contempla una sala técnica, una cómoda sala de conductores con baño completo y una estación ambiental. 

“Contamos con instalaciones de última generación para brindar un servicio de excelencia a nuestros clientes. Las operaciones de larga distancia y forestal de la región exigen un alto nivel de capacitación y vocación de servicio por parte de nuestros técnicos. La diferencia, sin duda, la marcan los colaboradores de Scania a través de su profesionalismo y dedicación”, agregó Agustín Castillo, director de servicios de Scania Chile. 

La nueva sucursal está preparada para atender a todo el parque de la marca en la zona y más – tanto en buses como camiones – que se estima en cerca de 1.000 vehículos, contemplando 800 camiones, que atienden principalmente en operaciones de larga distancia, minería, forestal y construcción, además de 150 buses, para servicios de larga distancia y apoyo a personal de minería.