Por décadas se cuenta la historia del elegante BMW Serie 5, que acaba de presentar su octava generación para Chile, con importantes cambios tecnológicos y el foco en el camino a la electromovilidad que la casa de Múnich tiene trazado.

Así, el nuevo line up lo abre con tres variantes para Chile: el más convencional BMW 520d LCI Heritage, que porta un propulsor diésel de cuatro cilindros, con twin turbo, de 2,0 litros de desplazamiento que desarrolla 190 caballos de fuerza, con 400 Nm de torque. Su gestión pasa por una transmisión automática Steptronic de 8 velocidades. 

BMW 520i Heritage HEA es la denominación de la variante de gasolina, que porta también un bloque de dos litros, con turbos gemelos, con 190 caballos de fuerza, y 310 Nm, con la misma transmisión anterior acoplada. 

Finalmente, la variante eléctrica se mueve gracias a un motor eléctrico para servir al eje trasero, con una potencia de 335 caballos (250 kW) , y 430 Nm, demostrando el poder y agilidad que la electromovilidad ofrece.  Su batería es de 81,2 kWh, con un consumo de entre 19,7 y 15,9 kWh/100 kms, para una autonomía de entre 472 y 579 kilómetros. Pronto habrá una variante híbrida enchufable BMW 530em que ofrece una autonomía eléctrica de hasta 103 kilómetros.

“Esta es una llegada por partida doble, el nuevo BMW Serie 5 se integra a la flota de la marca germana, en su octava generación y además alimenta la cartera de electromovilidad con la llegada del nuevo BMW i5, 100% eléctrico. Sin duda la llegada de estos nuevos modelos representan la transformación, marcan nuevas tendencias y continúan impulsando el cambio de era hacia la movilidad sostenible” comentó en el lanzamiento, Alejandro Richard, gerente general BMW Chile.

De elegancia y equipamiento

El sistema de info-entretenimiento BMW iDrive fue  actualizadoy porta  una nueva pantalla curva y una interfaz más intuitiva ofreciendo el sistema operativo ID 8.5. También aumenta la cantidad de sistemas de asistencia al conductor, y es capaz de ofrecer de manera opcional el asistente de autopista, que permite al vehículo conducirse solo a velocidades de hasta 130 km/h.

Entre el numero equipamiento de la nueva serie 5, destacan el control táctil en la pantalla de control, controlador iDrive Touch con función de giro y empuje, opción de marcado directo de  un toque (por ejemplo, vista de mapa en el widget de navegación); acceso directo a aplicaciones de terceros con Apple Carplay/Android Auto o control mediante gestos, como opcional.

Otras novedades son su  BMW Head-Up Display y la realidad aumentada, que proyecta la guía de navegación con elementos superpuestos digitalmente, que incluyen instrucciones de giro, sugerencia de carril, visualización de puntos de interés en una pantalla de instrumentos.