La casa del trabajo de Stellantis, RAM, acaba de estrenar en nuestro mercado la variante RAM 700 CVT, que a su vez llega en dos versiones: Longhorn y Bighorn.

Ambas variantes, portan un motor de gasolina de 1.3 litros de la RAM 700 CVT produce una impresionante potencia de 99 caballos de fuerza a 6.000 rpm y un torque de 128 Nm. Estas magnitudes son gestionadas mediante una transmisión continuamente variable (CVT) que ofrece cambios de marcha suaves y sin interrupciones, para una experiencia de conducción más cómoda y eficiente en la ciudad y en la carretera.

Presenta una apariencia robusta y musculosa que inspira confianza y seguridad en el conductor. Con líneas agresivas y detalles distintivos como la parrilla frontal cromada y las luces LED, esta camioneta destaca en cualquier camino.

En su interior se actualiza con una pantalla táctil de 7 pulgadas es fácil de usar y permite al conductor controlar diversos aspectos del vehículo, como el sistema de sonido premium, la navegación GPS y el control de la climatización.

Cuenta con frenos ABS, control de estabilidad electrónico, airbags y neumáticos ATR, para ofrecer un manejo seguro y cómodo en cualquier situación. La RAM 700 CVT puede transportar hasta 650 kg de carga útil y con una capacidad de volumen de 691 litros y una superficie de carga de 131 metros cuadrados.