Opel Mokka by

Stellantis más cool, entretenido y audaz

Mucho tiempo y cosas han pasado entre la primera y segunda generación del Opel Mokka. En concreto, fue en 2012 cuando la marca alemana presentó por primera vez este ejemplar a nivel global con la intención de hacerse un espacio en un codiciado y popular segmento de ventas en Europa, el de los SUV B, o si se quiere, el de los SUV compactos. Una aspiración que se logró merced a más de 100 mil unidades comercializadas en su primer año de estreno e incluso con episodios de falta de stock en algunas de sus actualizaciones venideras.

Avanzando un poco más en el tiempo, específicamente a inicios de 2021 las compañías automovilísticas Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y PSA (entonces dueña de Opel) culminaron un largo proceso de fusión dando lugar al Grupo Stellantis. Esto implicó que la marca alemana llegase a pertenecer al cuarto consorcio automovilístico más grande del mundo y dueño de marcas como Peugeot, Citroën, DS Automobiles, Fiat, Chrysler, Jeep, RAM, Dodge, Alfa Romeo, Maserati por nombrar algunas.

Tras ello llegamos al presente, con el estreno de la segunda generación del mentado Mokka, lanzado en julio pasado en Europa y a inicios de diciembre Chile, el primer mercado de Sudamérica donde aterriza. Y se trata de un modelo que justamente busca abarcar ejes claves de la historia recién relatada: volumen de ventas y el cambio de casa.

Duplicar ventas

Lo decíamos, Opel Mokka pertenece a un segmento altamente popular no sólo en Europa, sino que también en Chile. Aquí, según cifras de Anac, los SUV representan el 42% de las ventas en lo que va del año con 142.050 unidades nuevas comercializadas.

Y Opel, que tiene como una de sus metas crecer en market share, justamente apuesta a que el flamante Mokka sea el impulsor de este salto. Actualmente posee un 0,7% de market share en el mercado local, en virtud de unas 2.500 unidades vendidas, y la idea es que durante 2022 la cifra se eleve a un total de 1,5%, con unos 6 mil vehículos entregados, siendo el Mokka responsable del 25% de esas comercializaciones.

Para ello, deberá competir con una amplia variedad de opciones que van desde el Honda HR-V hasta el Volkswagen T-Cross ¿Cómo lograrlo? En Opel explican que los pergaminos de este nuevo Mokka van justamente de la mano con su cambio casa, hito que, afirman, les ha otorgado una reinvención.

Se trata de una nueva era, una nueva identidad de marca, en la que Opel, y por extensión el nuevo Mokka, se inspira en la cultura alemana progresiva y resurge con un estilo audaz, pero sin perder sellos particulares de su origen como su tecnología y seguridad.

Aquello se ve reflejado en un Mokka que incorpora el “Opel Vizor”, estructura donde el visor protector integra la parrilla, logo y faros en un solo módulo. Asimismo, es también el primer Opel en incorporar el “Pure Panel”, centrado en el conductor, y una cabina completamente digitalizada. 

Los motores corren por cuenta de opciones 1.2 turbo gasolina o 1.5 turbodiésel de 130 HP y 110 HP, respectivamente, que prometen más de 20 km/lt de rendimiento promedio. La transmisión en el caso del gasolinero corren por cuenta de cajas automáticas – que en este caso se presenta como un pequeño switch llamado E-Toggle – o mecánicas de 8 y 6 velocidades respectivamente. En cuanto al petrolero, se dispone con una única opción mecánica de 6 marchas.

En seguridad en tanto, la oferta es nutrida: seis airbags, controles de tracción y estabilidad, monitoreo de subinflado de neumáticos, cámara de retroceso, alerta de fatiga del conductor, frenado de emergencia autónomo con reconocimiento de peatones, asistente de carril y reconocimiento de señales de tránsito, entre otros. ¿Precios? Desde 17.590.000 hasta los $20.590.000 dependiendo de la versión que se elija.

 

Share This