Mercedes-Benz

Clase S: el

retorno del rey

Cuando se estrena una nueva evolución de la legendaria y referencial Clase S de Mercedes-Benz, la industria sabe que este modelo cambia los esquemas, de sí mismo y de la industria en general. Breve repaso: en la Clase S, en 1978, estrenó la tecnología de frenos ABS, a fines de los ochentas, introdujo los primeros airbags de serie, y a mediados de los noventas, introdujo el primer control de estabilidad. Todas tecnologías que permean a todos los autos de hoy.

Por eso, se trata de un lanzamiento al que hay que prestar atención, y no dejar de lado sus más novedosos sistemas, ya que en este modelo, Mercedes-Benz muestra todo su poder y capacidad. Desde la investigación y desarrollo, su área AMG Motorsport, y su alta capacidad de ingeniería se respiran en este modelo de alto lujo.

En esta nueva generación, la séptima desde su nomenclatura actual, el formato sigue siendo el mismo: un gran sedán de representación, con un cuidado diseño y algo lujo, con gran prestancia y un indudable atractivo.

El nuevo lujo

 

La gama se acota, y hoy llega solo en la variante larga. Su gran parrilla frontal alude a la gran tradición de sedanes de lujo de la marca, y hoy aloja un gran número de componentes tecnológicos que se integran en la gran cantidad de soluciones de última generación que la nueva Clase S porta. 

A los lados se encuentran los focos que le dotan de un toque más tecnológico, con una firma lumínica en la parte interior, que marca la transición entre los grandes pasos de rueda y el capó, bien definido con una alta cuota de tradición de Mercedes-Benz. Suaves nervaduras en los laterales, acompañan cómo se desenvuelve la carrocería con suaves curvas, marcadas por los marcos de las ventas, que terminan en una elegante caída de estilo coupé, y un maletero con luces de navegación triangulares, y poderosos escapes dobles. 

El interior ofrece una fusión muy precisa entre el lujo y la tecnología, con la nueva y enorme pantalla en la consola como elemento central, además del cuadro de instrumentos digital y una materialidad de alto nivel, con texturas y referencias absolutamente premium. 

Compendio tecnológico

El nivel de equipamiento del nuevo Clase S, marca nuevos estándares y pone la competencia muy difícil a sus rivales directos, los grandes sedanes de lujo alemanes. Pero para dar una idea, cuenta con un nuevo nivel de asistencia a la conducción. En este apartado integra asistente activo de distancia Distronic, asistente activo para cambio de carril, asistente de viento lateral, asistencia activa para ángulo muerto, función de advertencia al salir del vehículo, el asistente activo de dirección y el asistente de frenado activo para tráfico cruzado con detección de peatones y ciclistas, entre una larga lista de ayudas a la conducción. 

Además de estrenar la sofisticada y exitosa interfaz MBUX, en su segunda generación, que llega con mayor capacidad de aprendizaje y  reconocimiento total del conductor.  La gran pantalla principal táctil de sorprendentes 12,8”,ofrece  sistema CarPlay/Android Auto inalámbrico plenamente integrado, acceso a todas la gran mayoría de las aplicaciones del auto, solo diciendo “Hey Mercedes”.

“La nueva Clase S ofrece lujo moderno conjugado con el mayor nivel viable de seguridad y el máximo confort. La seguridad de los ocupantes y de todos usuarios del camino ha sido siempre uno de valores básicos de Mercedes-Benz, por este motivo la nueva Clase S encarna estos valores con mucha más propiedad que cualquier otro automóvil en el mundo”, comentó Emilio Michel, gerente de la división de Automóviles de Kaufmann.

11 Airbags de serie, además de dos frontales para las plazas traseras , que se despliegan y protegen a los ocupantes de las plazas laterales de los asientos traseros, que además contempla en este ítem frenos Adaptative Brake  con función HOLD, alerta por cansancio Attention Assist, alzavidrios eléctricos con función antiapriete y accionamiento de confort, paquete de estacionado con cámara 360° y neumáticos con tecnología Tirefit.

Más novedoso incluso, es la activación de las cámaras perimetrales mediante GPS, cuando detecta que en algún momento el auto pasa por una zona estrecha, esto lo “aprende” el nuevo Clase S y lo integra en su funcionamiento, como una muestra de su potencia tecnológica. 

Como opcional ofrece el nuevo visualizador 3D que muestra una percepción espacial de la escena que se tiene al frente gracias a la tecnología Eye-Tracking y su efecto tridimensional. 

Con foco en el lujo, los asientos cuentan con múltiples tipos de masaje, con el sistema Energizing Coach, capaz de calcular el programa de confort más adecuado de forma individual.

La nueva Clase S de Mercedes-Benz, cuenta con una nueva generación de volante, escáner de huella dactilar (opcional) y sistema de sonido surround Burmester 3D, con 15 altavoces + tecnología frontbass.

Las variantes del lujo

La nueva Clase S de Mercedes-Benz estrena con dos versiones en nuestro país: la primero denominada S 580 4 Matic, cuenta con un motor V8 de 3.982 cc de desplazamiento, con una potencia de 523 caballos y  sorprendentes 900 Nm. Esta motorización está asistida eléctricamente. Ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. 

La alternativa es la Clase S 450 4MATIC que llegará durante el segundo semestre de 2022 y que porta un motor L6 de 2.999 cc, para una potencia de 389 caballos, con torque de  750 Nm. Ambos modelos cuentan con transmisión automática 9G-TRONIC y tracción integral.

Share This