Mercedes-Benz

Clase E: caballero

del futuro

Dentro del prestigioso portafolio de Mercedes-Benz hay algunos modelos que por historia, por lo que significan para la marca y sus usuarios, así corona la familia la Clase S, señorial e imponente, la Clase C, compacta y urbana y claro, la Clase E, conocida por ser el modelo que lleva la delantera en términos de introducción de nuevas tecnologías, como los frenos ABS al filo de la década de los 80 y avanzados sistemas de asistencia a la conducción, en la anterior generación.

Ahora llega siempre con su elegante genética y una amplia cantidad de variantes que incluye sedán, coupé y cabriolet, además de varios niveles de deportividad que culminan con las prestigiosas variantes AMG.

Hablar de la Clase E de Mercedes-Benz, es hacerlo sobre la Clase que históricamente contribuye a la incorporación de las mayores innovaciones tecnológicas en todo el resto del line up de la marca junto a la Clase S. Es por esencia una clase pionera en aspectos como seguridad, confort e innovaciones para la conducción y, por ende, cada nuevo modelo de la Clase E presentando al mercado, representa el presente de una marca que siempre mira al futuro.

Fiel a su estilo, Mercedes-Benz -marca representada oficialmente en Chile por Kaufmann- vuelve a sorprender, y esta vez presentando a la nueva Clase E (la décima desde su creación) como una obra maestra en inteligencia e innovación, que llega desde Alemania para cautivar a los usuarios más exigentes del mercado nacional.

En lo estético, Mercedes-Benz presenta en las variantes de entrada la estrella central en el frontal, con más elementos cromados. En la línea Avantgarde ofrece barras verticales en negro de alto brillo; mientras que la línea EXCLUSIVE, también exhibe una rejilla de diseño específico, la estrella erguida sobre el capó y amplios elementos cromados en el parachoques delantero.

Las variantes AMG Line, son más deportivas y agresivas en su estética, denotando el alto performance que son capaces de entregar. Cuenta como opcional con los faros Multibeam LED con luces de carretera Ultra Range, que se activa cuando el auto detecta que no hay otros usuarios en la vía y rueda a una velocidad superior a los 40km/hr, otorgando un rango ampliado de visión de 650 metros.

El interior está basado en las experiencia que ha dejado la serie AMG, y la tradicional experiencia de calidad y lujo de la marca, con butacas deportivas con buena sujeción lateral, todo con materiales de alta calidad.

Siempre acostumbrado a innovar, la nueva Clase E presenta una nueva generación de asistencia a la conducción que incluye la detección “hands-off”, que ahora utiliza sensores capacitivos, para mayor confort durante conducción parcialmente automatizada. Así para tomar el control del auto en modo semi autónomo, basta con tomar el volante, antes era necesario moverlo un poco.

Asistente de frenado activo, que es capaz de frenar automáticamente al detectar peligro,
asistente activo para retenciones para mantener el vehículo dentro del carril y mantener distancia de seguridad respecto al vehículo delantero hasta una velocidad de marcha aproximada de 60 km/h, son parte de sus habilidades.

Cuenta con la función de corredor de emergencia, que dirige el vehículo hacia uno de los lados del propio carril. Al conducir en autopista, a una velocidad inferior a 60 km/h, el automóvil interactúa con los vehículos en su cercanía —como en un enjambre— y con las líneas delimitadoras de la calzada, si son claramente visibles. Si no se reconocen líneas delimitadoras, la nueva Clase E se orienta por el vehículo precedente.

El sistema  PARKTRONIC junto con su cámara en 360° promete realizar maniobras automáticas tanto en la búsqueda y elección de un lugar para estacionar, y asistir completamente la  maniobra para aparcar.  Además es capaz de reconocer y utilizar superficies para estacionar entre las marcas en el pavimento, por ejemplo, en lugares de gran superficie.

Como en ya varios modelos de la marca, el centro de la interfaz frente al usuarios es su protagónico sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que a la voz de Hey, Mercedes! es capaz de manejar parámetros de confort, comunicaciones, y entretenimiento, como regular la climatización, llamar a un amigo o navegar de regreso a casa. 

También propio de estas nuevas generaciones de la marca alemana, añade dos pantallas grandes de 10,25 pulgadas/ 26 cm, dispuestas en paralelo para crear un efecto de pantalla ancha. Como opción pueden sustituirse por dos pantallas de formato 12,3 pulgadas/31,2 cm. El usuario puede elegir entre cuatro estilos de visualización diferentes en función de su estado de ánimo, o en armonía con el diseño interior.

Cuenta además con un avanzado sistema de navegación con tecnología de realidad aumentada MBUX: la imagen del entorno registrada por una cámara se completa con información útil del sistema de navegación, así despliega información con flechas indicadoras, o los números de los edificios, incluso ayuda a saber si el semáforo cambió su el auto está en una posición de mala visibilidad.

Cuenta además con el novedoso asiento Energizing, que es capaz de reproducir minúsculos movimientos y se conecta en red diversos con otros sistemas del auto para generar máximo bienestar a los afortunados usuarios.

La gama de motores comienza con una variante de gasolina, para la versión E 200 (Cabriolet, Coupé y Sedán) con 197 caballos de fuerza, con torque de 320 Nm, mientras que la versión E 300 (Cabriolet y Coupé) ofrece más vigor con 258 caballos y 370 Nm.
El Clase E 350 (Sedán), suma caballos de fuerza con 299 y un poderoso torque de 400 Nm de torque, mientras la variante E 450 4 MATIC (Sedán), que incorpora un Alternador Arrancador Integrado (ISG por sus siglas en inglés) con función EQ Boost, los CV llegan hasta las 377 con 500 Nm de torsión. La variante petrolera es la E 220 diésel (Sedán), con 194 CV y torque de 400 Nm a 1.600-2800 rpm. Todas estos bloques de poder, cuenta con la transmisión automática de nueve velocidades 9G-TRONIC.

La familia Clase E es abundante, y desde su estreno ofrece versiones Cabriolet y Coupé que agregan deportividad y espíritu lúdica a la gama; además del alto performance representado por las variantes Mercedes-AMG E 53 4MATIC+ y Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+.

La primera de ellas, AMG 53 4MATIC+ porta un motor de 3,0 litros electrificado, con doble sobrealimentación -un turbocompresor de gases de escape y un compresor adicional eléctrico- para desarrollar impresionantes 435 caballos de fuerza con un par motor de 520 Nm. Su alternador arrancador EQ Boost puede entregar 16 kW de potencia y 250 Nm de par adicionales, y asume además la alimentación eléctrica de la red de a bordo de 48 voltios. Transmisión de nueve marchas AMG SPEEDSHIFT TCT y tracción integral completamente variable AMG Performance 4MATIC+. En lo estético añade llantas de aleación AMG de 19 o 20 pulgadas, en diseño de 5 radios dobles de propiedades aerodinámicas optimizadas.

El más poderoso de toda la nueva gama de la Clase, es el E 63 S 4MATIC+ con nada menos que 612 caballos de fuerza, que lo pone en la categoría de super deportivo, también claro gracias a su par motor máximo de 850 Nm. Estas magnitudes provienen de un bloque AMG V8 de 4,0 litros, con dos turbocompresores están ejecutados en tecnología de doble entrada (Twin-Scroll). Este bloque motriz puede ofrecer desconexión selectiva de cilindros y cuenta con apoyos dinámicos para conjugar confort y mayor rigidez mejor performance en la conducción.

Share This