Nueva RAM 1000:

cool y amigable

Las camionetas en Chile viven un momento histórico. El atractivo que generan en el público es alto. Así pasaron de su histórico market share de 15%, a un poco más del 21%. En este escenario la nueva camioneta RAM 1000, apuesta por encantar al usuario personal, con gran  agilidad, un bien logrado -y muy cool- diseño y la identidad americana de la marca del carnero, hoy parte del poderoso grupo Stellantis. 

Experiencia deportiva y amigable

La nueva RAM 1000 en Chile destaca por su diseño, con una parrilla frontal que se diferencia por el  gran logo de la marca, con acabados en negro o cromado, según versión. Es más ligera que algunas robustas competidoras del segmento mid size; y con un estética  más dinámica. Protecciones en los pasos de rueda, y barras en el techo, le dotan de un espíritu deportivo, que se suman a los múltiples accesorios que pueden personalizar la experiencia.

En el interior los cambios apuntan a mayor confort y a agregar más tecnología. Así ofrece una gran pantalla central de última tendencia al estar ubicada de forma vertical, nuevas tapicerías de cuero para los asientos y, en el caso de la versión Rebel, costuras rojas y bordados alusivos al nombre de esta versión. La cabina también recibió un nuevo control de aire acondicionado. Cuenta con Apple Carplay y Android Auto con conexión inalámbrica, además de navegación a bordo.

Cuenta también con sistema Advanced Driver Assistance System (ADAS), que incluye AEB – Frenado de Emergencia Autónomo (Autonomous Emergency Braking),  sistema  que evita una colisión o reduce significativamente la velocidad del vehículo antes de que ocurra una colisión; AHB  o Cambio Automático de Faros (Auto High Beam), que analiza esta información para determinar cuándo encender o apagar las luces altas; LaneSense o Advertencia de Salida de Carril (Lane Departure Warning), que se vale de una cámara frontal de la versión Rebel para detectar las marcas de los carriles delante del vehículo y controlar su posición en la calzada. Cuando la función detecta que el vehículo está a punto de salirse involuntariamente del carril, advierte al conductor mediante una señal visual, audible y/o táctil, como la vibración del volante. 

Sensaciones RAM

Conducir la camioneta mediana de esta marca, reconocida por sus grandes pick ups premium, es una experiencia innovadora, para los que estamos acostumbrados a las camionetas más convencionales. En gran parte porque nuestra unidad de prueba porta un bloque de 1,8 litros de gasolina, cuya experiencia es radicalmente diferente a los bloques diésel, sobre todo en la entrega de torque. Así, la RAM 1000 ofrece un manejo más amigable, confortable y suave. 

Este motor es un bloque de 1,8 litro de desplazamiento, con 130 caballos de fuerza y un torque de 170 Nm. Esto, sumado a una transmisión automática de seis velocidades y una bien calibrada suspensión, aleja a la RAM 1000 de sus compañeras de categoría, con un manejo sensiblemente similar al de un auto, sin las clásicas reacciones de un vehículo pensado exclusivamente para el trabajo. Pero sin dudas, la experiencia de la versión Rebel, con propulsor diésel, debe aguardar sorpresas interesantes en cuanto a aceleraciones y recuperaciones. 

Esto se complementa perfectamente con la experiencia que brinda su habitáculo, y la situación del conductor. Butacas envolventes y deportivas, una gran pantalla central que unifica la experiencia RAM, con modelos de más envergadura, como RAM 1500, por ejemplo, dan una sensación cercana a lo premium. 

Parte de las tendencias en las interfaces con los ocupantes, ofrece una gran pantalla central, en posición vertical que acerca mucho la experiencia a manejar un smartphone, mientras que su cuadro de instrumentos ahora también es digital, con varias configuraciones de despliegue de información, atractivas, pero que no generan mayor distracción a quien lleva el volante, que cuenta con todos los mandos al alcance de la mano.

Se trata de un muy interesante producto que ofrece la caja de carga de una pick up, pero sin la intensa torsión de un motor diésel (en esta variante), además de mayor confort y un manejo amigable en ciudad. Es, por así decirlo, la pick up que ofrece una atractiva capacidad de carga de 650 kg, en las versiones de inicio y hasta 1.000 kg en la variante Rebel, sin la áspera conducción que suelen ofrecer las mid size pick ups pensadas para tareas más severas.

Share This