Durante la celebración del Salón Internacional del Automóvil 2024 en Beijing, China, Lynk&Co y Tattersall Automotriz cerraron un acuerdo de representación y distribución oficial. Gracias a este convenio, la marca Lynk&Co podrá llegar a Chile próximamente.

Se trata de una firma automotriz que es parte de la colaboración entre la casa sueca Volvo y el grupo chino Geely. Su principal objetivo es desafiar a la industria automotriz tradicional mediante una gama de modelos que satisfacen las demandas de una generación de consumidores globalmente conectados, a lo que alude su nombre. 

Uno de sus principales diferenciadores promete ser su enfoque innovador en el diseño y una gama de productos y servicios que promete ser de vanguardia y brindar una perspectiva renovada a las soluciones de movilidad en entornos urbanos. Originaria de Suecia y establecida en 2016, esta empresa se destaca en el mercado por su objetivo de crear una plataforma interconectada que vincule a las personas, los vehículos y el entorno global.

Con este acuerdo Chile se convertirá en el primer país de Sudamérica en contar con la presencia de Lynk&Co. La empresa tiene a disposición siete modelos exclusivos a nivel global, numerados del 01 al 09, que ofrecen  alternativas en tipologías  como SUV, sedán y hatchback, los cuales serán introducidos de manera gradual en el mercado chileno.

“Es un tremendo honor y motivo de alegría para nosotros, el introducir LYNK&CO a nuestro mercado con este acuerdo de representación y distribución para Chile. Es una marca con un potencial enorme y que estamos seguros será exitosa en el mercado chileno. En Tattersall Automotriz buscamos satisfacer de la mejor forma las necesidades de un cliente cada vez más exigente, global y conectado”, comentó Felipe Medina, Gerente General Tattersall Automotriz.