Maxus eT90:

electroevolución

en la zona de carga

 

 

 

Cuando se lanzó en plena pandemia, la Maxus T90 sorprendió al entorno de las pick ups por el nivel de sofisticación y equipamiento que puso a estos vehículos de trabajo al nivel de los autos más equipados. Pues bien, la marca de Andes Motor lo hace otra vez, con la variante electrificada y cero emisiones de esta robusta camioneta.

Es por ello que ahora se enfocan en el segmento pick-ups, dentro de la hábil estrategia comercial de electrificación en vehículos comerciales. Conocedores de los beneficios de la electromovilidad para las flotas como disminución de costos en mantenimiento y veloces retornos de inversión en virtud del volumen, la eT90 llega a potenciar el trabajo ya hecho por modelos como los furgones eDeliver 3 y eDeliver9. 

En muchos sentidos similar a la Maxus T90 convencional, eT90 cuenta con una buena capacidad de carga, con de 1.000 kilos con despeje del suelo de 187 mm, una capacidad de vadeo de 550 mm, un ángulo de entrada de 27% y uno de salida de 24%, promete una excelente performance off road.

La gran diferencia es el motor síncrono de imán permanente (PMSM), que envía a las ruedas traseras una potencia máxima de 174 caballos de fuerza, con  un torque de 310 Nm. Se alimenta con baterías CATL de litio-hierro fosfato con una capacidad de 88,5 kWh para una autonomía declarada de hasta 471 kilómetros (ciclo urbano del Procedimiento Mundial de Test Armonizado para Vehículos Ligeros o WLTP).

Esta unidad de poder, le permite a la eT90 de Maxus, ofrecer gran capacidad de trabajo con cero emisiones, un valor clave a la hora de trabajar con empresas que cumplen con los más altos estándares en temas de huella de carbono y sostenibilidad. 

Entre su equipamiento interior se encuentra aire acondicionado con filtro de polen, asientos delanteros eléctricos, tapiz de ecocuero y alzavidrios eléctricos. El conductor cuenta con computador a bordo, volante multifunción regulable en altura, espejos con accionamiento eléctrico, sensor de lluvia y ventana con las funciones auto down y antiatrape. Su principal interfaz con los sistemas de entretenimiento y comunicación es una pantalla táctil de 10,25 pulgadas, que también permite controlar la radio con conexión Bluetooth, USB y compatibilidad con Apple CarPlay.

Maxus dota a la eT90 con sistema antibloqueo de freno (ABS), distribución electrónica del frenado (EBD), asistente de frenado de emergencia (EBA) y control de estabilidad (ESP). El modelo ofrece también asistente de arranque en pendiente (HHC) y control de descenso (HDC). El habitáculo lleva doble airbag frontal y bolsas de aire laterales y de cortina. Para mayor confort, añade cámara y sensores de retroceso, cierre centralizado con sensor de velocidad, inmovilizador de motor y sistema follow me home.

“La eT90 reúne todas las innumerables ventajas comparativas de nuestra gama libre de emisiones contaminantes, como la garantía de 160.000 kilómetros u ocho años de su batería CATL, marca que también representamos y cuyo servicio técnico autorizado también entregamos. Pero además, tal como en todas nuestras alternativas eléctricas, la venta de la nueva pick-up eléctrica cuenta con una asesoría integral para facilitar la transición hacia esta nueva forma de movilizarse”, comentó  el gerente de Electromovilidad de Andes Motor, Cristian Contreras.

La camioneta mediana Maxus eT90 tiene una única versión, desde USD$55.000 (más IVA).