Lexus NX: más

poder para el 

SUV premium

La marca Lexus, el brazo premium del grupo Toyota, se posiciona con una oferta de valor atractiva: gran diseño, experiencia premium, la fiabilidad japonesa y lo último en cadenas de poder electrificada, que se potencia de la larga tradición de los japoneses en el área. 

En esa área, Lexus ha dado cátedra en demostrar que la electromovilidad -lejos de ser aburrida- inyecta una importante dosis de emoción, adrenalina y aceleración a sus modelos, dotándolos de comportamiento deportivo, sin transar en la eficiencia y el cuidado del medio ambiente. 

Con estos valores, y en un contexto de electromovilidad que avanza y un mercado premium que se sofistica, se lanza el nuevo Lexus NX, un atractivo, futurista y potente SUV mediano, con un foco premium, pero que logra separarse de la oferta tradicional de la gama alta. 

Estética híbrida

Con una renovación del 95% de sus piezas, el Lexus NX ofrece una interesante estética, que transita entre un SUV convencional, con detalles de diseño que le agregan una dosis futurista y algo agresiva, como su gran toma de aire central, con el logo de la marca protagoniza ese espacio. Los faros aguzados agregan actitud, mientras que su dinamismo se expresa en la caída fastback de su habitáculo en la parte trasera. 

Su interior apela a la elegancia minimalista, hoy en tendencia en la categoría premium, con una gran pantalla central que es la puerta al control de su sistema de infoentretenimiento, e información de la operación del vehículo.

Una consola central flotante aloja el moderno mando de la transmisión y el efecto tecnológico queda completo con su tablero 100% digital y que en el caso de los híbridos muestra la info de funcionamiento de baterías, carga y estado de la cadena de poder, que despliega una información más detallada desde la pantalla central. 

Pero no todo se trata de despliegue y estética, el nuevo Lexus NX abre su oferta con una versión con motor de gasolina y 3 variantes híbridas, entre las que se encuentran F-Sport, la de mayor poder y deportividad.

La versión de gasolina porta un bloque motriz, de 2.487 cc que provee de 243 caballos de fuerza, con un torque de 243 Nm, y trabaja en conjunto con una transmisión automática de 8 relaciones, para un sistema de tracción 4×4. Las variantes híbridas enchufables, en tanto, cuentan con el mismo motor de bencina ya descrito, pero se potencia con sus motores eléctricos, para llegar a ofrecer 240 caballos.

“Lexus Driving Signature” es la filosofía que impulsa la relación entre este modelo y su conductor, para emular la compenetración entre un jinete y su montura, que promete una experiencia muy evolucionada en cuanto a manejo. 

También incluye la tercera generación de Lexus Safety System+  con capacidades precolisión y agrega mejoras en el control crucero adaptativo, la alerta de entrada y salida E-Latch protege de sorpresa en el entorno, y sus 8 airbags, se complementan con sensores de estacionamiento traseros y delanteros, detector de punto ciego, frenos ABS y control de estabilidad.

Según Takeaki Kato, Ingeniero jefe del modelo, “el nuevo NX se ha diseñado para adaptarse a los diferentes estilos de vida de los clientes de todo el mundo. En ese sentido, hemos renovado completamente sus principales virtudes, como la electrificación, el diseño, el rendimiento de la conducción y las tecnologías avanzadas”.

Share This