Las líderes del sector automotor reflexionan sobre su rol

 

 

 

Rodrigo Castillo C. / Fotos: Marcas /Foto banner: Jan Baborák en Unsplash.

Acaso el mito más falaz de  la industria automotriz es que sea considerada una industria dominada por hombres. Desde Bertha Benz y su legendario viaje que inauguró la historia del automóvil, hasta relevantes ejecutivas del sector que han configurado, desde el diseño, la técnica y la gestión lo que hoy conocemos como sector automotor. 

De acuerdo a Women’s World Car of Year (WWCOTY) ellas influyen en más del 80% de las compras de los vehículos en el mundo. Esta organización cuenta con dos destacadas profesionales, entre sus  jurados  en Chile y ellas son solo la punta de lanza de una verdadera legión de empoderadas mujeres que hoy deciden los futuros de la industria, en el mundo y en Chile, estas son sus visiones. 

Carmen Gloria Franzini B, Jefa de Marketing BYD Auto Chile

A mi juicio el aporte femenino en las distintas áreas de la industria se caracteriza por una visión más objetiva y ambiciosa, es decir, mayor detalle considerando un sinfín de factores, tanto técnicos, hasta de empatía con el cliente final. 

Lo que distingue a las ejecutivas del sector frente a los hombres es que uno ejerce su rol desde un ámbito más ambicioso y competitivo en el amplio sentido de la palabra, lo que te genera una entrega distinta considerando que estás ejerciendo en un rubro en donde vas rompiendo muchos paradigmas. 

Marcela Kuhn R. Marketplace Manager de Mazda 

Hay atributos como el estilo de liderazgo y pensamiento femenino que ayudan a las empresas del sector a tener otras miradas o mejores resultados de sus negocios.  Cuando me ha tocado participar en capacitaciones y/o conversar con la fuerza de venta o asesores de servicio, las mujeres conocen muy bien al cliente, atienden de una manera distinta, son más mateas en el conocimiento del producto, etc. 

Por otro lado, va en aumento el porcentaje de mujeres decisoras de compra, sea ella la que paga o no. Por lo mismo, ¡es muy importante nuestra mirada a la hora de conocer a la clienta mujer! Hay mucho que decir y son otros los drivers.  

Romina Sanchez P, jefa rental y vehículos usados de Scania Chile

Desde el plano ejecutivo aportamos ideas y soluciones diferentes para los clientes en el tema de ventas o de servicios, a veces puede ser interesante analizar el caso no solo desde la parte técnica-mecánica o financiera y comercial; sino que también, desde la necesidad del cliente, para establecer relaciones a largo plazo, y construir una vinculación más extendida para una venta.

El género femenino está más abierto a pensar colectivamente, buscamos involucrar otras áreas del negocio haciéndolos partícipes de una negociación, y así ofrecer un portafolio más amplio con mayores beneficios en una venta.  

Katalina Movillo, gerente de Flotas en Nissan Chile 

El rubro automotriz siempre se ha catalogado como una industria masculina, tanto en intereses como en el área laboral. Me atrevo a decir que desde el 2014, hemos tenido un impulso importante en términos de equidad, logrando demostrar el poder, las ideas y el push que tenemos las mujeres en este mercado.

Con el tiempo esta industria se ha ido profesionalizando, ya que anteriormente primaba la cultura de la vieja escuela. Sin embargo, hoy contamos con mujeres fuertes, empoderadas, con carácter y sobre todo muy estructuradas que han ayudado a que este rubro se organice y se proyecte de una mejor manera.

Paulina Hahn, Gerente de Marketing de Jaguar Land Rover 

La incorporación de mujeres ha sido de forma progresiva muy alentadora, y cada vez es más común vernos entre nosotras, lo que siempre es un agrado. No solo estamos en cargos de atención al cliente, sino también en posiciones clave dentro de las compañías, liderando equipos y contribuyendo desde la estrategia y posicionamiento de las marcas. 

Yo creo que nuestro complemento va de la mano con dar respuestas y ofrecer soluciones inmediatas, pero siempre balanceadas, ponemos en valor la experiencia y las necesidades de nuestros clientes con los valores de las marcas para lograr un servicio de la mejor calidad. 

Maria Jose Saez, Gerente de Marketing & Customers Experiences BMW 

Cada vez hay más mujeres en el mundo automotor, fiel reflejo de que como sociedad nos hemos ido transformando a una cultura cada vez más abierta y transversal.  Demuestra un cambio en los intereses, dónde vemos un mayor porcentaje de mujeres laboralmente activas, dispuestas a desarrollarse profesionalmente en diferentes industrias, como lo es el rubro automotriz.

Las mujeres damos otra mirada desde el punto de vista del consumo de vehículos. Por ejemplo, hoy en día, las mujeres que llegan a nuestros concesionarios buscan tener la sensación de seguridad y espacio; por lo que, como equipo mixto, nos hemos dedicado a incorporar día a día tecnologías que se adapten a estas necesidades de nuestros clientes.

Isidora García – Customer Experience Manager de Saic Motor fabricante y dueño de MG Motor 

El mundo en general ha avanzado hacia la equidad de género y me siento orgullosa de cooperar para acortar esa brecha para las mujeres en términos de la industria automotriz. El enfoque femenino se ve reflejado en la experiencia de compra, desde el punto de vista de los elementos que son relevantes para las mujeres al momento de la compra. También lo vemos desde el marketing, en la comunicación cada vez más inclusiva de las marcas automotrices, donde afortunadamente ya no se utiliza a una mujer guapa como un recurso o un objeto para vender, sino que la presentan como una protagonista de su propia historia.

Ángeles Rangel, Líder de Asuntos de Gobierno, Comunicaciones y CSR de General Motors para Chile, Perú y Bolivia (foto 9)

Anteriormente se tenía la sensación de que la industria automotriz era creada y hecha para los hombres, y la realidad de hoy es muy distinta y en GM se está trabajando para ser la empresa más inclusiva del mundo. El cambio también se ha visto a nivel de industria manufacturera, con mujeres que se incorporan a las líneas de producción.  En Chile se nombró a Paola Díaz como la primera mujer en el cargo de gerente de ventas de General Motors Chile.

Nicole Ávila, Marketing Manager Porsche en Chile 

Si bien hemos visto avances en pro de la equidad de género en la industria automotriz, con mayor presencia de mujeres en las marcas, todavía tenemos mucho camino por recorrer. Hoy, la equidad apela a que las personas tengan los mismos derechos y oportunidades, si hablamos a nivel laboral, este equilibrio se lograría potenciando los talentos y habilidades de las personas en las compañías. En Porsche Center Santiago, reconocemos la incansable labor de cada una de las mujeres que son parte de nuestra empresa, y lo hacemos porque son un valor único que sin duda aporta en el desarrollo corporativo. 

Bernardita Cruz, Gerente de Marketing Citroën /DS Automóviles

Desde niños nos inculcaban que los autos eran juguetes para hombres y la generación X y Baby Boomers nacimos en esa estructura. Por esto la industria automotora siempre fue  liderada por  hombres, acompañados por grandes mujeres, destacadas en su momento. Hoy tenemos ejecutivas chilenas trabajando para marcas en cargos regionales, ya sea en áreas comerciales o de marketing, y otras asumiendo roles de liderazgo de marcas completas, un gran avance para la equidad y la integración de las mujeres al sector automotor.

Partamos de la base que más del 40% de las compras de autos nuevos la realizan mujeres, y seguramente es un porcentaje mayor si vemos la responsabilidad en la decisión de qué auto comprar la familia. Por lo mismo, la visión que tienen las mujeres en el sector es clave para entender lo que nuestros clientes requieren. 

 Natalia Isla, gerente de marca JMC 

En Astara Chile, las mujeres hemos sido capaces de ir rompiendo paradigmas al mismo tiempo que construimos un camino con más oportunidades y posibilidades de desarrollo personal y profesional. El aporte que hacemos las mujeres en el mercado automotor es mostrar otros puntos de vista, otras habilidades y otros estilos de liderazgo. Anteriormente, la mujer pensaba que debía masculinizarse para crecer profesionalmente, hoy en día se ha demostrado que no es así, que estamos siendo valoradas por lo que somos, y no por una idea de lo que debiesen ser.

Ángela Ulloa, Gerente de Operaciones y Procesos de Post Venta de Kaufmann 

Las miradas femeninas y masculinas siempre van a ser complementarias y, por lo mismo, una organización sin la visión, reflexión y el aporte de las mujeres difícilmente va a alcanzar su potencial, porque le va a faltar una parte fundamental. Las mujeres trabajamos y tomamos decisiones desde otro lugar. En general, trabajamos de una manera más colaborativa y menos competitiva. Además, tenemos una consciencia desarrollada, una mirada amplia y flexibilidad en los espacios y formas de trabajo, que es un tremendo aporte para las organizaciones.

Paula Sepúlveda,  Gerente de Negocios Corporativo de Gildemeister 

Los cambios que ha vivido el sector están en línea a los avances que el mercado laboral a nivel general ha venido presentando, internalizando que la mayor performance se logra promoviendo la diversidad en todo sentido, más allá de la sola equidad de género.

Las mujeres aportamos con una mirada diferente a todo nivel en las compañías. En lo productivo, eficiencia y enfoque práctico. A nivel ejecutivo, gracias a una sensibilidad distinta, ejercemos el liderazgo conjugando una fuerte orientación a resultados con mayor empatía, revalorizando nuestro real aporte desde cualquier posición a nivel directivo, más allá de los tradicionales espacios vinculados a las áreas de marketing o personas, en que mayoritariamente nos desenvolvíamos.

Antonieta Melo, Gerente de Marketing y Desarrollo de Red en Andes Motor 

En el caso de nuestra compañía (Andes Motor), la participación femenina ha aumentado en distintas áreas, cargos y gerencias, y es una tendencia que venimos notando hace unos años. En ese sentido, podemos decir que nuestra compañía ha triplicado la dotación de mujeres en los últimos dos años y se ha abierto a que diversos cargos cuenten con liderazgo femenino, lo cual, sin duda, es motivo de orgullo y demuestra que estamos capacitadas para afrontar cualquier tipo de desafíos.

El enfoque femenino ha dotado a esta industria de una forma diferente de pensar y acercarse a los temas, esto ya que las mujeres somos sinónimo de creatividad, organización y una perspectiva que ha permitido hacer cosas más disruptivas. 

Irene Gálvez,  Gerente de Negocio Hyundai, Grupo Gildemeister 

Gradualmente se ha ido abriendo un espacio para las mujeres en este sector y ya no es raro ver presencia femenina en cargos ejecutivos importantes. Faltan incentivos para que las mujeres se atrevan a postular a cargos en empresas de la industria automotriz.

El Grupo Gildemeister es un claro ejemplo de este cambio. Hoy en día somos dos mujeres las que encabezamos las gerencias de negocio de la compañía (Paula Sepúlveda para las marcas emergentes del grupo y yo en el caso de Hyundai), siendo esto algo inédito hasta el momento en esta empresa y posiblemente en el sector. Esto demuestra que actualmente la distinción de género ha dejado de ser tema a todo nivel.

Galia Sarria, Brand Manager Omoda Latam 

Debemos seguir trabajando para acelerar el cambio en materia de diversidad, inclusión y equidad.El enfoque femenino enriquece la visión y entrega de soluciones a la diversidad de clientes que tenemos como sector. Bertha Benz, Margaret Wilcox, Mary Anderson o June McCarroll son algunos ejemplos del aporte que las mujeres hemos tenido en el sector y cómo han logrado cambiar su historia.  

Hoy en Chile casi el 45% de los propietarios de vehículos particulares son mujeres y también son clave en la toma de decisión de compra del auto familiar, por lo tanto, necesitamos contar con su visión, experiencia, creatividad, capacidad de trabajo en equipo y empatía en todos los aspectos del negocio. 

Candela Bodelón López, Jefa de Marketing Jeep, Ram, Dodge, Fiat y Alfa Romeo en Astara Chile

Es un camino aún por recorrer ya que, si nos centramos en la industria automotriz en Chile, nos damos cuenta de que un gran porcentaje de puestos ejecutivos está siendo ocupado por intereses masculinos. 

Desde mi opinión, creo que las organizaciones deben impulsar el cambio desde el liderazgo y apostar por un camino más adaptado a la sociedad de hoy en día.

La creación de un equipo directivo más diverso debe ser real por parte de la empresa y para ello, se deben establecer guidelines claras y efectivas para el cambio. Otro punto importante a tener en cuenta es la equidad en los salarios sin distinción por género

¿Cómo fue tu llegada a la industria?

Desde que finalicé mis estudios universitarios en 2015 he desarrollado mi carrera profesional en dos sectores considerados masculinos; el de la tecnología y el de la industria automotriz.

En 2020 comencé mis primeros pasos en la industria en España, comercializando y desarrollando nuevos planes de movilidad de vehículos EV de varias marcas. El 70% de mis compañeros y el 50% de la gerencia éramos mujeres y conseguimos desarrollar una nueva marca de movilidad con ideas innovadoras nunca vistas y con un gran éxito en Iberia.

Fue una experiencia muy enriquecedora con las dificultades de la pandemia y de la falta de movilidad. Un gran trabajo en equipo entre mujeres y hombres trabajando por igual hacia un objetivo común.