Kia Sportage: tecnología y diseño para el

futuro de la marca

La marca Kia, ha evolucionado a la par que el mercado automotor chileno. Desde sus inicios locales, a finales de los ochentas, ha sabido posicionarse como una marca que siempre ofrece más. Al comienzo con un line up acotado, para los noventas, ya tenía entre su portafolio lo que sería el futuro: un práctico SUV: el Sportage.

El tiempo ha pasado, los SUV hoy dominan el mercado y el Kia Sportage estrena su quinta generación y representa mucho más que una renovación del modelo: es hoy la expresión práctica del cambio de imagen de marca; que pronto estará en el resto de la gama; un nuevo posicionamiento más premium, mediante un nuevo estándar en calidad y equipamiento. 

Imagen y experiencia de usuario

El impacto visual comienza con su nuevo frontal, que marcará la estética de los nuevos modelos de la marca a futuro. Se aleja de la “cara de tigre”, impuesta con la mediática llegada de Peter Schreyer a las mesas de diseño de Kia, en la década pasada. Ahora luce un frontal amplio, con una gran toma de aire central, flanqueada por los elementos que le dotarán de la nueva personalidad: luces diurnas en boomerang, acompañadas de focos compuestos en rombo y coronado por una suerte de alerón en metal. El nuevo logo de la marca se posiciona en el morro, que da paso a un capó de líneas simples y elegantes, con dos suaves nervaduras, que marcan el final de los faros boomerang y marcan los pasos de rueda. 

Las ventanas caen como si se tratara de una saga fastback, pero es un efecto que brinda mayor deportividad sin sacrificar espacio interior. Spoilers en la parte alta, acompañan a unos anchos hombros, al gran logo de la marca, y un difusor en la parte baja que esconde la salida de escape, en una de las partes traseras mejor resueltas de en un SUV. Atractivo, deportivo y elegante, el nuevo Sportage rompe con la imagen de sus compañeros de portafolio y proyecta las líneas que veremos en la renovación del line up de esta marca.

Máximo Morel, Gerente General de Kia Chile, detalla, “Nuestro nuevo Sportage representa la nueva filosofía de diseño de Kia donde naturaleza y tecnología convergen. La quinta generación es más espaciosa, más capaz y potente, diseñada para ser más eficiente en el consumo de combustible y destacando por su tecnología, seguridad y su diseño tanto interior como su exterior aerodinámico.  Con este lanzamiento estamos fortaleciendo aún más nuestra gama de SUV que se suma a una renovación completa de nuestro line up y al relanzamiento de la marca. Sin duda, Kia Sportage está diseñado para acompañar a nuestros clientes en su día a día”.

Su interior se sofistica y mucho. Cuenta con dos pantallas envolventes frente al conductor, la primera hace las veces de cuadro de instrumentos, completamente digital, con varias posibilidades de información a desplegar. La pantalla táctil central, en tanto, es la interfaz a los sistemas de infoentretenimiento, con Apple Car y Android Auto.

En general se aprecia que el nuevo Sportage apunta a un cliente que busca sensaciones premium, en un segmento donde cada vez se valoriza más la diferenciación en la experiencia, en un momento dónde, ante la gran cantidad de equipamiento tecnológico que impone la competencia automotriz, los diferenciadores corren por la integración y las sensaciones que es capaz de brindar el producto a su consumidor.  

Variedad y equipamiento

El nuevo Sportage llega en ocho variantes, con tres mecánicas posibles:  motor de 2.0 litros de gasolina  (de 154 caballos  y 192 Nm de torque), una variante turbocargada, también de gasolina de 1,6 litros (de 177 Hp y 264 Nm); y una variante de 2.0 litros de desplazamiento, pero de ciclo diésel (de 183 Hp y 417 Nm de torque). El primer motor puede operar con una transmisión automática de 6 velocidades, o mecánica con el mismo número de evoluciones; el bloque turbo, en tanto trabaja con una sofisticada caja de doble embrague y 7 velocidades, mientras que la variante petrolera ofrece 8 velocidades, en caja automática. Según variante, pueden ser con tracción delantera o bien total. 

La versión de entrada incluye frenos ABS, 6 Airbags, control electrónico de estabilidad, climatizador, conectividad, control crucero, control de audio al volante, clúster y radio de 12,3” integradas con Apple CarPlay y Android Auto, llantas aro 17”, múltiples puertos USB, luces delanteras Led, Smart key y botón de encendido, sensor de retroceso, autolight control y sensor de lluvia.

En la versión 2.0 GSL 6AT CI se agrega ECM, modo de selección de conducción, volante calefaccionado, cargador inalámbrico, asientos delanteros calefaccionados, llantas aro 18”, neblineros, alerta de puntos ciego y luces traseras Led. En tanto, la versión 2.0 GSL 6AT AWD, suma asientos con tapiz eco-cuero, asiento conductor eléctrico con soporte lumbar, asistente de mantenimiento y seguimiento de carril, asistente de colisión frontal, asiento de conductor eléctrico, freno de mano eléctrico y asistente de intervención de punto ciego.

Finalmente, la versión 1.6T GSL 7DCT AWD destaca por equipamientos como sunroof panorámico, llantas aro 19”, asientos delanteros calefaccionados y ventilados, palanca de cambios E-Shift, audio premium Harman/Kardon, paddle shifter, control crucero inteligente, cámara 360°, asistente de colisión frontal en curvas y monitor de punto ciego. 

Estarán disponibles tres versiones Diesel con motor 2.0L, transmisión automática secuencial de 8 velocidades, con sistema de Commom Rail Direct Injection (CRDI) y con un consumo mixto de 16.4 km/l.

Además nuevo Kia Sportage se introduce en la conducción autónoma gracias a sus sistema ADAS, denominado por la marca como ‘DRIVE WISE’. “Es un sistema avanzado de asistencia al conductor que fue incorporada por la marca durante el 2021, dando un paso importante en el mejoramiento de equipamientos de seguridad activa con la asistencia en la conducción en nuestras nuevas generaciones de modelos Kia. Según versión van desde frenos asistidos, control crucero inteligente, monitor de punto ciego y muchos más, que proporcionan una mejor calidad de conducción y comfort en todo momento tanto para el conductor como para todos los pasajeros”, comenta al respecto Felipe Saitúa, Gerente Producto Kia Chile.

Disponible en 7 colores, sus precios van desde los $22.990.000 y hasta los $33.490.000, que incluyen bono de financiamiento de $1.000.000 en todas sus versiones.

Share This