La casa coreana Kia puede decir con propiedad que conoce al consumidor chileno. Con presencia desde mediados de los noventas, sabe disputar los segmentos de mayores volúmenes con éxito. Varios superventas en su line up histórico así lo demuestran, y un modelo que posiblemente ingrese a este grupo de élite ha sido renovado: el Kia Seltos.

Un SUV del segmento B, es decir no es el más pequeño, pero tampoco es con propiedad un mediano. Atractivo, ágil y urbano, se renueva desde su mecánica, hasta su equipamiento, diseño y percepción de usuario. 

Conservando su silueta de SUV, cambia por completo su “rostro”, con una nueva máscara de última tendencia, grande y con una textura llamativa que se funde con la firma lumínica, marcando presencia distintiva desde la primera mirada. Las luces hacen un hábil juego y, de frente, evocan un rayo o la gráfica de un pulso. El efecto es atractivo y diferenciador.

Espíritu lúdico

El interior es sobrio, dominado por el despliegue tecnológico, cuyas expresiones más llamativas son su gran tablero digital, que se unifica con la pantalla de interfaz para los sistemas de infoentretenimiento.  Se compone de un cuadro de instrumentos de LCD de 10,25” , que se alarga hacia el sistema de infoentretenimiento central panorámico con las mismas dimensiones, compatible con Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico.

“El Nuevo Kia Seltos establece un nuevo estándar en tecnología, ofreciendo algunas de las características que ya habíamos visto en otros modelos de la marca. Así, elementos como la doble pantalla envolvente, y los nuevos avances en tecnología, le permiten al usuario disfrutar de su vehículo como toda una nueva experiencia”, comentó Felipe Saitúa, gerente de planificación y productos de Kia Chile.

Sumando a la experiencia de usuario, ofrece equipamiento novedoso: luz ambiente “Mood Lamp”, que ilumina con luces de colores que reaccionan con la música, el sunroof panorámico, y Paddle Shifter para las versiones con motor turbo también suman como sus argumentos en equipamiento. 

Sus cuatro versiones cuentan con dos opciones en el bloque motriz: un impulsor de 1.5 litros atmosférico, y una alternativa de 1.4 litros turbo. El primero ofrece 113 caballos de fuerza y 144 Nm de torque máximo, con la posibilidad de montar transmisiones manuales de 6 marchas o a la Transmisión Inteligente Variable (IVT). 

El motor de mayor despliegue es el denominado Kappa de 1.4 Turbo GDI que eroga 138 caballos de fuerza y 242 Nm de torque, que se une a una caja de doble embrague DCT de siete velocidades. 

En seguridad, abre de serie con 6 airbags, sensores de proximidad delanteros y traseros, control y sistema de estabilidad, asistente de partida en pendiente, frenos BAS + EBD + BAS y cámara de retroceso.

Las variantes de mayor equipamiento, ofrece el asistente de conducción Drive Wise de Kia, con asistente de colisión frontal en giro/cruces, control crucero inteligente con Stop & Go, asistente de mantenimiento – seguimiento de carril, asistente de atención al conductor y de luces altas entre otro equipo.