Las opciones hoy resultan clave para los distintos tipos de consumidores, y eso lo saben muy bien en Hyundai y lo demuestran con su más reciente estreno, la segunda generación de su SUV Kona, que agrega motorizaciones térmicas, que se suman a su ya line up híbrido -que se actualiza-  y eléctrico. 

Debutó en el mercado local en 2022 y hasta ahora solo se encontraba disponible en sus versiones híbridas y eléctricas. El nuevo portfolio de Kona llega desde  Corea, más grande, con más espacio interior, una potente cantidad de tecnología y dos nuevas alternativas de motores a gasolina y el nuevo acabado  Kona N-Line, que es prerrogativa de la versión con propulsor turbocargado y detalles deportivos. 

Todas las soluciones

El renovado Hyundai Kona presenta un diseño más arriesgado y dinámico. Su apariencia exterior se ha inspirado en la estética de los modelos eléctricos de la marca, como el “Seamless horizon” de sus luces y su aspecto futurista, logrando una identificación con este nuevo estilo. 

“Con la nueva familia Kona estamos ingresando un SUV versátil, dinámico, con diseño minimalista y futurista, que destaca por su amplia gama de motorización, versiones y equipamiento”, comentó Irene Gálvez, gerenta de negocios de Hyundai en Chile. 

Kona se presenta en los acabados Plus y Design, además de la exclusiva N-Line que está reservada para el motor a gasolina. Dependiendo de la versión, el vehículo puede contar con diferentes elementos como una cámara de 360 grados, control de crucero inteligente con función de Stop & Go, asientos con calefacción y ventilación, volante calefaccionado, iluminación ambiental y todas las ayudas a la conducción que forman parte del paquete de seguridad Hyundai SmartSense.

La actualización del Kona híbrido utiliza una cadena de poder que complementa los 104 caballos de fuerza del motor de gasolina de 1.6 litros, con los 43 caballos del motor eléctrico de 32 kWh. En cuanto al torque, el motor de gasolina alcanza los 144 Nm a las 4.000 rpm, mientras que el motor eléctrico entrega de manera instantánea 170 Nm de par. Este conjunto se encuentra asociado a una transmisión automática de doble embrague de 6 velocidades y cuenta con un sistema de frenado regenerativo.

Su consumo mixto está cifrado en 25,8 km/l  y la marca asegura que llegó hasta los 40,1 km/l en entornos urbanos durante las pruebas realizadas.

El Kona a gasolina porta un motor de 2.0 litros aspirado, de cuatro cilindros que puede llegar a los 147 caballos de fuerza a las 6.200 rpm y 180 Nm de par a las 4.500 rpm. Administra esta fuerza, una transmisión automática CVT. Una novedad en el mercado nacional es la introducción de la versión N-Line, pensada para quienes buscan mayor deportividad. Esta versión cuenta con un motor turbo de 1.6 litros y una transmisión automática de 8 velocidades, capaz de producir 195 caballos y un par máximo de 265 Nm.

Tradición cero emisiones

Kona eléctrico, en tanto, ofrece dos alternativas en cuanto a su batería. La primera, de 48,6 kWh, tiene una autonomía de 370 km en ciclo WLTP, mientras que el modelo con la batería de 64,8 kWh llega hasta los 505 km. Este último modelo puede venir con llantas de aleación de 17” o 19’’, lo que reduce un poco su alcance. En lo que respecta a la carga, con un cargador convencional, la batería más pequeña tarda alrededor de 5 horas para completarse, mientras que la de 64,8 kWh necesita 6 horas y media. Con un cargador rápido de 100 kWh, ambas baterías se recargan en tan solo 45 minutos.

En términos de protección, cuenta con un sistema de sonido de motor virtual que alerta a los peatones, junto con las ayudas a la conducción de Hyundai SmartSense. Para optimizar el uso de la energía, posee un modo de conducción ECO+ que activa el frenado regenerativo inteligente y el i-Pedal mediante las levas en el volante. También dispone de una opción de carga adicional de la batería y un indicador de batería baja. Asimismo, al igual que el IONIQ 5, presenta una carga bidireccional integrada, conocida como Vehicle-to-Load (V2L), que permite cargar aparatos electrónicos o electrodomésticos.