Gran parte de la presencia y recordación de marca que tiene Hyundai hoy en Chile se forjó por décadas con fiables modelos, entre los cuales destacaron compactos como el Accent, un superventas a todas luces, que de una u otra manera traspasa su experiencia al modelo más compacto -y urbano- de este line up: el Grand i10.

“Estamos muy contentos de traer a Chile esta renovada versión del Grand i10, que se destaca por su gran equipamiento en seguridad. Sabemos lo popular que es este modelo, por lo que estábamos ansiosos por presentar a nuestros clientes esta renovada y mejorada versión que se destaca por tener 6 airbags e incorporar nuevas tecnologías. Como Hyundai y Grupo Gildemeister esperamos que este facelift sea una opción atractiva para quienes buscan un modelo compacto y cómodo, y a la vez moderno e innovador” dijo Irene Gálvez, gerente de Negocio de Hyundai en Grupo Gildemeister.

Como nunca se trata de un producto muy atractivo, tanto desde su precio, en un mercado contraído, con un valor base de $8.990.000, en su variante hatchback y de $10.490.000 en la versión sedán. 

Toda la gama sedán se mueve gracias a un motor de 1.2 litro,  con inyección multipunto (MPI), capaz de generar 82 caballos de fuerza, con un par motor de  114 Nm. La variante denominada Plus cuenta con una caja mecánica de 5 velocidades o automática de 4 velocidades, mientras la versión Design es únicamente manual. 

Más urbano incluso, es el nuevo Grand i10 Hatchback que ofrece dos tipos de unidades de poder: un motor de 1.0 litros con inyección multipunto (MPI), capaz de generar 65 caballos de fuerza, y 94 Nm en torsión.  Gestiona su fuerza, mediante una caja manual de 5 velocidades. Las versiones Plus y Design cuentan con un motor de 1.2 litros, que es el mismo que equipa las versiones sedán. 

6 airbags de serie y una amplia gama de funciones, tanto la versión Sedán como Hatchback del nuevo Grand i10 son parte de su seguridad que -según la marca- es muy completo y se pone por encima en su categoría, con sistemas como frenos ABS, control electrónico de estabilidad y asistente de arranque en pendiente, volante colapsable y chasis reforzado con acero de alta resistencia. Todas las alternativas con motor 1.2 incluyen cámara y sensor de retroceso. 

En lo estético, el hatchback luce más deportivo con un diseño muy fluido, que integra una gran parrilla frontal como toma de aire, un capó curvo que -en línea con las últimas tendencias- luce con orgullo el logo de la marca en el morro. Luces envolventes se toman los laterales, casi llegando a los pasos de rueda, el conjunto luce moderno y distintivo.

En el caso del sedán, a la gran parrilla en la parte baja, se une una calandra horizontal que hace de frontera del capó, y que sirve como marco para el logotipo del fabricante coreano. 

En el interior, el nuevo Grand i10 ofrece en las versiones 1.2 del Hatchback y las tres alternativas del Sedán cuentan con una pantalla de infoentretenimiento de 9” compatibles con Apple Carplay y Android Auto y cargadores USB tipo C.

El nuevo Grand i10 estará disponible a partir del 1 de septiembre de 2023, con precios que parten desde los $8.990.000 para el Hatchback y de $10.490.000 para el Sedán, con bonos de lanzamiento y financiamiento incluidos.