Geely Azkarra: SUV  microhíbrido que define el camino de la marca

 

El mundo hoy se mueve a pasos acelerados y sorpresivos. Acaso la muestra más clara es la pandemia global y sus efectos, pero en materia de movilidad hay un movimiento que se viene gestando desde hace varios años: el veloz avance de la industria de automoción china, que hoy es parte de cambios de paradigmas claves. 

Lo que conocimos como autos chinos, generando dudas y con diferencias frente a las marcas tradicionales hoy son cosa del pasado, precisamente gracias  a marcas como Geely, que en 2010 se hizo con la prestigiosa marca sueca Volvo y que hoy saca partido de las sinergéticas “chispas” que saca esta relación, proponiendo un inteligente upgrade a la percepción de los consumidores frente a marcas del gigante asiático. Ya nos sorprendió con el atractivo y juvenil Coolray, ahora nos vuelve a seducir con su primer SUV mediano: el Azkarra (en euskera: rápido).

Genes suecos

En oportunidades anteriores Geely estuvo en el mercado nacional, de la mano de distintos importadores, pero nunca logró marcar sus diferenciales frente al público como en esta nueva era de Inchcape. Ya lo adelantó su SUV compacto Coolray, que probamos en Garage DF  que ofrece una experiencia muy cercana a lo premium a un precio competitivo, en un formato altamente atractivo.

En ello se parece mucho al nuevo modelo, Geely Azkarra, con la salvedad que este último se posiciona un poco más arriba en la oferta, como un SUV más familiar, con prestaciones, espacio y soluciones que lo vuelven más atractivo a familiar o consumidores de mayores exigencias. 

Es algo más serio. Su diseño responde a la silueta tradicional de un SUV, con un capó alto y robusto, buena distancia del suelo y soluciones de diseño que claramente provienen de la escuela europea. Poderosas nervaduras en su morro, que en los laterales sirven para marcar fuertemente el capó de los pasos de rueda, acompañan al logo, en una atractiva solución de parrilla central. Elegante y atractivo, prioriza en su exterior el sentido práctico y lo conservador, elementos ganadores en el mercado chileno, poco dado a las estridencias. 

En su interior existe una patente intencionalidad por apuntar a una experiencia premium. Excelente armados, con buenos materiales dan el panorama para el despliegue tecnológico de sus grandes pantallas: la que oficia de panel de instrumentos (que cambia según modo de manejo), y la interfaz de infoentretenimiento como pantalla táctil central, mediante se accede a las configuraciones del Azkarra, como a conectividad, navegación y entretenimiento. 

Muy propio del diseño escandinavo es su minimalismo; espacios limpios, pocos mandos, pero bien ubicados y una sensación de calidad y de amplitud, son parte de su propuesta como experiencia de usuario. 

Potencia turbo e híbrida

La nueva propuesta en  SUV de Geely porta un bloque  motriz de 1.5 litro, turbocomprimido,  capaz de brindar  177 caballos de fuerza y 255 NM de torque, en su variante estándar  La variante denominada  Luxury cuenta además con un motor eléctrico de 48V que le entrega más poder para llegar a 187 caballos, con torsión de 300 Nm, para convertirse en el primer microhíbrido de la marca en nuestro mercado. 

Las versiones Confort y Exclusive cuentan con transmisión automática de 6 velocidades; mientras que la mencionada alternativa microhíbrida cuenta con una caja  de 7 velocidades DCT (doble embrague), que sirve a su tracción 4WD.

Con una muy bien equipada gama, no cae en la tentación de distraer a su consumidor con sofisticadísimos elementos que hoy, no dejan de ser una línea más en las abultadas fichas técnicas. Azkarra, de Geely, apuesta por soluciones sencillas y atractivas, verdaderos diferenciadores de compra, para un mercado como el chileno, cuya demanda aún debe acostumbrarse a lidiar con un gran número de tecnología que no todos dominan. 

El equipamiento en seguridad es amplio y ofrece  airbags frontales y laterales de serie;  alarma de desgaste de frenos y control de descenso en todas sus versiones. Estará disponible en tres versiones (Comfort, Exclusive y Luxury), los cuales tendrán precios desde los $17.990.000 hasta los $22.490.000.

“Para nosotros el lanzamiento de Azkarra marca un hito, puesto demuestra que existe mercado en Chile para los modelos híbridos, como es la versión Luxury. En los vehículos GEELY confluyen altos estándares de diseño, rendimiento y calidad. Invitamos a los actuales y futuros clientes a que se suban a nuestros modelos, donde podrán conocer la comodidad y performance de nuestros modelos. Al igual que Coolray, Azkarra no se queda atrás y brinda una experiencia de manejo inigualable”, María José Rodríguez, Brand Manager Geely Auto en Inchcape América. 

Share This