Ferrari Roma: elegancia

a alta velocidad

Para quienes vivimos en el mundo del motor, ver a un Ferrari es como encontrarse con un animal mitológico: bello, poderoso, fugaz e inalcanzable… para la mayoría, pero el goce estético y técnico que son capaces de proveer los modelos de la casa creada por Enzo Ferrari se agradece, y más aun cuando la belleza y el estilo son parte de la propuesta, como en el caso de la Ferrari Roma, un auto especialmente bello, que se propone como un superdeportivo algo más amable para el uso diario.

Claro, la performance extrema tiene sus costos, y muchos deportivos son de suspensión dura, con interiores muchas veces espartanos, pero no es el caso del Roma, que fue creado bajo el concepto “Nuova Dolce Vita”, que inmediatamente refiere al lujo, opulencia y gusto por la vida.

Pues bien, estéticamente es uno logradísimo y delicado trabajo que da como resultado un auto elegante y bello como pocos, sus formas suaves y casi biológicas evolucionan desde un frontal con morro achatado y aguzado, con agresivos grupos ópticos. Sus formas evolucionan a través de su carrocería para terminan en una elegante caída fastback. Digno de verse.

Definido como un coupé 2+ que significa que puede llevar 4 personas que podrán disfrutar del extremo dinamismo que puede expresar su motor V8 (ocho cilindros en V), turbocomprimido capaz de desplegar 620 CV de potencia. Un impresionante erogue que se administra, mediante una transmisión DCT de 8 velocidades. Sólo 3,4 segundos le bastan para parar el crono en el de 0 a 100 km/h y su velocidad punta es de  alcanza 320 km/h.

El motor está evolucionado al máximo y, para los amantes de lo técnico,  cuenta con nuevos perfiles de levas,  sensor de velocidad de las rpm del turbo, entre otras refinaciones mecánicas.  Menos adusto que sus hermanos dedicados al alto performance, su interior es elegante y tecnológico: ofrece un cuadro de instrumentos de 16″ totalmente digital, curvado hacia el conductor y que se complementa con una pantalla central vertical de 8.4″. Desde otra pantalla se  controla el climatizador y el sistema de infoentretenimiento.

La tecnología interior se combina con los materiales italianos más exclusivos, entre los que se cuentan cueros Frau y Alcantara, aluminio cromado, acero y fibra de carbono. Las sensaciones deportivas, más allá del performance que ofrece se complemente con su   manettino (volante) Ferrari, de 5 posiciones de conducción (wet, confort, sport, race, esc-off), que permite ir desde la potencia desatada hasta conducción más amable y segura.  

Cuenta también con un alerón trasero móvil de tres posiciones, que queda completamente oculto a menos de 100 kph. Sobre 200 kph, adopta una posición intermedia que genera un 30% de carga aerodinámica con un aumento de la resistencia inferior al 1%. La disposición superior, en ángulo de 135° con la carrocería, produce 95 kg de carga y aumenta la resistencia un 4% y se activa durante las frenadas a máxima exigencia, entre otras ocasiones. El funcionamiento del alerón también depende del modo de conducción seleccionado con el Manettino. 

 

Share This