DS 4: confort y

lujo desde Francia

 

 

 

Fotos: Presslatam

Nacido desde la tradición Citroën y del refinamiento parisino, la marca DS Automobiles ha logrado lo que para muchas marcas parece un imposible:  presentarse desde su origen como una marca de lujo, la tradición de su casa marca Citroën y su genética parisina ayudan mucho en ello y el DS 4, se muestra como un vehículo con un diseño elegante, sofisticado y moderno. 

Esta generación de DS 4 se destaca de la competencia por su emocionante diseño, excelente rendimiento y una sofisticada suspensión.

Este lujo francés, está presente en cada detalles del nuevo DS 4, así desde los colores de su gama, su anguloso, pero fluido diseño, tiene un efecto que suma categoría y experiencia premium de usuario. 

Así, su diseño interior sigue la línea algo futurista, deportiva y crossover que se acerca a las tipologías SUV, con la elegancia y dinamismo de un perfil de coupé. Su parrilla frontal, que marcó tendencia, con el lodo DS como elemento central, es flanqueada por sus innovadores focos que se integran con una señal lumínica muy diferenciadora de la marca. Se trata de la DS MATRIX LED VISION que combina luces matriciales y direccionales, que se unen con luces diurnas compuestas por dos filas de LED a cada lado (98 LED en total). 

Sofisticación parisina

El interior también ha sido diseñado mediante una visión de lujo y refinamiento. Pantallas con una interfaz propia, elegante y futurista se alterna con grandes superficies limpias, gran cantidad de texturas de alta calidad, en excelentes materiales, se alternan con triángulos y pirámides que recuerdan la arquitectura del Louvre, o los ángulos rectos de La Défense, ambos íconos arquitectónicos parisinos. La experiencia es premium, agradable, pero entre tanto diseño a veces es difícil encontrar algunos mandos (como los mandos de las ventanas, por ejemplo). 

El tablero de instrumentos combina tecnología de vanguardia con una intuitiva interfaz de usuario. El salpicadero está compuesto por una amplia consola central con una gran pantalla táctil, compatible con Android Auto y Apple Carplay, pero que se complementa con su uso mediante un panel DS SMART TOUCH – pantalla táctil de 5 pulgadas- unida al DS IRIS SYSTEM, y DS E-TOGGLE -mando compacto de la caja de cambios automática- que se sitúan en la consola central, donde abunda la alcántara. En la versión de prueba, también destacó el head up display que muestra información básica, pero clave para no perderla de vista, proyectada en el parabrisas frente al conductor. 

Para moverse,  el DS 4 mantiene la tradición francesa de motores pequeños, muy eficientes, pero no por eso faltos de energía:  dos versiones de gasolina PureTech 180 y ​​ BlueHDi Diésel 130; ambos de alta eficiencia y bajo impacto en emisiones. Todos trabajan en conjunto con la caja de cambios automática de 8 velocidades EAT8.

El primero es el bloque PureTech 180, de cuatro cilindros y 1.6 litros con turbo e inyección directa, que genera 180 Hp de potencia y 250 Nm de torque. Le sigue el BlueHDi 130,  un motor turbodiésel de cuatro cilindros y 1.5 litros para 130 Hp y 300 Nm de torque. Probamos la variante de gasolina, que hace sentir su fuerza, y le permite combinar el notable confort que ofrece con respuestas que no dudan a la hora de acelerar.

Las versiones DS 4 CROSS equipan el sistema ADVANCED TRACTION CONTROL, que le permite conducir sobre superficies difíciles gracias a la optimización de la tracción para ambas ruedas delanteras, aprovechando la sinergia del control electrónico ESP. Con este sistema se pueden seleccionar 3 modos.

Al volante del DS4 lo que más brilla es su amabilidad, suavidad y control. Su  suspensión tiene mucho que ver, lo mismo que su sofisticada dirección. Los motores funcionan muy bien con la transmisión de 8 velocidades, y parece no faltarle nunca brío ante los desafíos urbanos. 

Un auto grato de ver, más grato de conducir y que impresiona, no en vano fue galardonado con el premio Auto Más Bello del Año por parte de la revista Auto Europe. Esto demuestra que DS Automobiles ha logrado crear un vehículo que es moderno, seguro y sofisticado, y que ha logrado satisfacer a sus clientes con una gran experiencia de conducción.