En ese contexto, la marca en conjunto con su filial Jaecoo tienen planeado expandir su presencia en Chile, llegando a cerca de 35 puntos de venta y servicio postventa desde Antofagasta hasta Puerto Montt para finales del año 2024. El propósito es que estos lugares estén equipados con la tecnología más avanzada y cuenten con personal especializado para brindar una mejor experiencia a los consumidores.

Dentro de las cualidades más apreciadas por los clientes en relación a los distribuidores se encuentran las pruebas de manejo, ya que casi dos tercios de los compradores prefieren experimentar directamente el vehículo antes de adquirirlo. 

El estudio reveló que el 20% de los potenciales compradores de vehículos en el Reino Unido estarían dispuestos a confiar en una experiencia de manejo virtual antes de tomar una decisión de compra. Las opciones más populares para llevar a cabo esta prueba incluyen la posibilidad de hacerla fuera de la carretera (72%), en una pista de carreras (65%) o a lo largo de una playa (48%). De manera sorprendente, un pequeño grupo manifestó un interés aún mayor: el 14% expresó su deseo de probar un automóvil en Marte.

Para fines de 2024 estas marcas estarán presentes desde Antofagasta hasta Puerto Montt, a través de una sólida red de 10 concesionarios: Salfa, Callegari, Kovacs, Saint Germain, Forcenter, Bruno Fritsch, Difor, Maritano, Tecnosur y Curifor. 

“Buscamos que nuestros concesionarios ofrezcan experiencias inmersivas, personalizadas y que, en definitiva, entreguen contenido de valor a nuestros clientes. Las salas de ventas deben incentivar a que las personas conozcan, aprendan y se familiaricen con los vehículos, de la manera que más les acomode. Dado que estos ofrecen una cantidad cada vez mayor de tecnología, la educación es una parte importante de la experiencia, por lo que buscamos ofrecer espacios que permitan conocer y acercarse a la movilidad futura, de la forma más clara, didáctica y dinámica posible”, dijo Renato Rivas, DND director de Omoda y  Jaecoo Chile.