Cuando fue lanzado por primera vez en Chile, la declaración de principios del Citroën C5 Aircross era clara: un nuevo nivel de confort en el andar, en virtud de su amplia experiencia en el desarrollo de sofisticados sistemas de suspensión, que por cierto han permeado a toda la industria. 

Este principio continúa, y se electrifica con la llegada al mercado nacional del Citroën C5 Aircross Plug-In Hybrid, que tras ese largo nombre esconde un atractivo SUV mediano, bien equipado y con un sistema híbrido enchufable que mejora el rendimiento, tanto en autonomía, como poder y eficiencia. 

 

En su diseño se advierte la reciente actualización del modelo, con una estilizada parrilla frontal que se integra con el logo y las luces, con formas muy distintivas, que se complementan con su toma de aire baja y los neblineros que marcan las esquinas y comienzan por definir los pasos de rueda, con protecciones, que se suman a los airbumps laterales y le suman espíritu aventurero.

La eficiencia del confort

En su interior, el C5 Aircross híbrido, destaca por un estilo técnico, algo minimalista que lo acerca a una experiencia futurista, limpia y práctica. Tablero digital de 12,3 pulgadas con información sobre el vehículo y la conducción, junto con una pantalla táctil de 10 pulgadas, que se toma el rol de interfaz principal, para acceder a los menúes de infoentretenimiento y configuraciones. 

En la consola central se advierte el  nuevo selector de marchas e-toggle, exclusivo de las versiones híbridas enchufables, y el mando para los modos de conducción Electric, Hybrid o Sport. La consola central incluye un gran hueco portaobjetos que reagrupa toda la zona de conectividad con 2 puertos USB y un cargador inalámbrico, además de los asientos Citroën Advanced Comfort, que cuentan con calefacción para las plazas delanteras. 

La gran novedad, claro, es su  nuevo tren de poder denominado Plug-In Hybrid 225 que ofrece un rendimiento ponderado de 58,8 km/litro. Se compone de un motor de gasolina de 1.6 litro,  turbocomprimido, de la familia PureTech, que entrega 180 caballos de fuerza, con 300 Nm de torque que es potenciado por un motor eléctrico de 81,2 kW (109 Hp) y 320 Nm. Esta fuerza pasa por una transmisión  automática ë-EAT8, para una potencia conjunta de 225 caballos de fuerza y 360 Nm de torque dirigida a la tracción delantera.  

Cuenta con la  función “ë-Save” para reservar autonomía eléctrica para usarla cuando sea preciso, pudiendo recorrer en ciclo completamente eléctrico, hasta 64 Km.

Conección a Apple Car Play y Android Auto, además de avanzadas asistencias a la conducción son parte de su oferta tecnológica. Contempla 20 ayudas a la conducción diferentes, como Highway Driver Assist, sistema de conducción autónoma de nivel 2, que combina el Control de Velocidad Adaptativo con stop & go y la Alerta Activa de Cambio Involuntario de Carril, además de Park Assist automático con cámara en 360°, entre otros.

El C5 Aircross Plug-in Hybrid es el segundo modelo electrificado dentro de la gama Citroën en Chile. Se ofrecerá en versión única con paquete de equipamiento y acabados Shine, a un precio de $42.990.000.