Silenciosamente se lanzó al mercado nacional el nuevo Chevrolet Sail Hatchback, que muestra  un diseño aerodinámico y un motor de 4 cilindros 1.5L que entrega 98 caballos de fuerza, con torque de 142 Nm a 4.400 rpm, y su bloque motriz puede operar una transmisión manual de 6 velocidades, como también con una caja automática de cambio continuo variable (CVT) que simula hasta 8 velocidades en la versión LTZ CVT.

La cilindrada es clave en este caso, ya que es calificable por la Nueva ley Uber, y por ello -según la marca- es un vehículo ideal tanto para el transporte de pasajeros como personal. 

La protección también es un punto alto para el nuevo Sail Hatchback, donde destaca en su categoría con 6 bolsas de aire en todas las versiones, frenos de disco y ABS en las 4 ruedas, control de estabilidad y alerta de cinturón en todas las posiciones. En su versión LTZ, también ofrece cámara y sensores de reversa para facilitar el estacionamiento.

En cuanto al espacio, este modelo sobresale por su maletero de 304 litros, así como por sus dimensiones óptimas para el transporte de pasajeros: 4,17 metros de largo, 1,49 metros de altura y 1,69 metros de ancho aproximadamente, con una distancia entre ejes de 2,55 metros, lo que se traduce en un espacioso habitáculo interior.

“Chevrolet Sail Hatchback busca atender las necesidades de clientes jóvenes que están buscando su primer auto, y que necesitan una buena combinación de precio-calidad, confort y seguridad durante sus viajes. Estamos seguros que entrará rápidamente en las preferencias por sus atractivas características, pero también por la confianza que entrega una marca de tradición como Chevrolet”, explicó Pablo Riquelme, brand manager de General Motors.

El modelo llega en tres versiones, en seis colores y con un  precio que parte en los $10.990.000 IVA incluido.