El mercado automotor chileno comienza a dar cuenta de una baja en las ventas, tras dos años arrolladores y récord en colocaciones, lo que deja a la industria en buen pie, en lo que se considera un año de “ajuste”.

No obstante, un tipo de vehículo en particular sigue con buenas cifras de ventas, las camionetas. La situación actual es la siguiente: durante los primeros tres meses de 2023, se vendieron un total de 91.397 unidades, lo que representa una disminución del 17,3% en comparación con el mismo período del año anterior. 

No obstante, muchas empresas decidieron renovar sus flotas debido a cambios en las normas de emisiones, lo que impulsó el crecimiento de los segmentos de camionetas y vehículos comerciales en marzo, con aumentos del 48,6% y del 32,1%, respectivamente. Por otro lado, los SUV y los vehículos de pasajeros experimentaron disminuciones del 28,8% y del 34,4% en el primer mes del año, en comparación con el mismo período del año anterior.

Camionetas para todos

Con ello, las camionetas hoy son “la joya de la corona”, y lo son más para las 25 marcas que en Chile compiten con sus pick ups por las preferencias tanto de usuarios particulares, como de flotas, que son las grandes consumidoras de estos vehículos. 

Federico Muñoz, subgerente comercial de Changan, marca que compite con New Hunter, una camioneta mid size, comenta sobre lo robusto de las ventas de estos vehículos. “Esto se explica por varias razones. Primero, por un tema de seguridad. Los clientes se sienten más seguros manejando una camioneta dada su posición de manejo más elevada. Segundo, por su versatilidad, ya que tienen un uso dual, tanto para trabajo/empresa como para uso particular, por lo que muchas veces no se ve como un gasto, sino como una inversión, que además, en muchos casos, descuenta el iva”, enumera el ejecutivo.

Max Sfeir, gerente de Maxus, de Andes Motor, que ha crecido de marca emergente a uno de los líderes del segmento, explica el momento: “hemos detectado que el mercado de camionetas se renueva constantemente como resultado de los procesos de licitación de grandes empresas de distintas industrias. Junto con ello, existe un gran interés y demanda en las empresas de leasing y renting por adquirir este tipo de vehículos. Lo anterior se ve complementado con el excelente performance de las camionetas y su relación precio-calidad”.

JAC es otra marca emergente que ha sabido posicionarse fuerte en camionetas gracias a sus modelos T6 y T8, con buenas ventas. “Por una parte, esto se explica por la venta de flotas, que es un segmento importante y que van renovando unidades cada cierto tiempo, pero por otra, vemos que cada día hay más personas que se cambian a camionetas debido a la versatilidad, capacidad de carga y seguridad que ofrecen”, analizó Francisco Espinoza, gerente de JAC Chile. 

Actor tradicional del segmento, y líder en el acumulado hasta marzo,  con su ya legendaria L200, es Mitsubishi. María Jesús Ureta, gerente comercial Mitsubishi Motors Chile, comenta sobre el interés que generan estos vehículos. “Uno de los elementos que hacen tan atractivo este tipo de vehículos es la versatilidad de su uso. Por una parte, tienes un vehículo de carga de trabajo, que te permite rentabilizar la compra, y por otra parte tienes un vehículo que te permite hacer un uso recreacional y de tamaño familiar en el caso de los doble cabina”. 

El trabajo y la diversión

Desde el retail también tienen explicaciones para el fenómeno. 

Francisco del Valle, gerente comercial de Difor, con varias marcas dentro del segmento, “Vemos 3 factores principales que explican el alza de ventas. Primero, han continuado reactivándose la venta a empresas – que son los principales compradores de camionetas-. Segundo, hemos notado un cambio gradual en el consumo de clientes particulares, que han pasado de SUV a Camionetas por la versatilidad adicional que ofrecen. Finalmente, vemos también que ha habido un aumento de disponibilidad de camionetas en las marcas, en comparación al año pasado”.

Rodrigo González, gerente general de SsangYong, marca coreana que participa con sus gamas Musso y Musso Grande, agrega un importante dato; la normativa de emisiones. “Se debe básicamente a que las marcas nuevamente han “abierto la puerta” a la venta de flotas. Por otro lado, a esto también se sumó la entrega de flotas rezagadas del año anterior. Tampoco podemos obviar el cambio de ley respecto a la venta de vehículos nuevos, los cuales deben cumplir con la normativa EURO6. Esto tuvo como resultado que muchas marcas tuviesen que inscribir unidades EURO5. Estas razones son las que finalmente explican que este segmento ha crecido en un mercado a la baja”, comentó. 

¿Quiénes las compran?

Tradicionalmente las favoritas de las empresas, la actual composición de la oferta, con camionetas compactas, medianas y grandes, permite que una variedad mucho más grande pueda disfrutar de su versatilidad. 

Con amplia experiencia en el área, Toyota ha dejado en la categoría de leyenda a su camioneta Hilux, en base a esta experiencia analizan: “Hoy el mercado se divide aproximadamente en un 30% para uso personal y 70% para uso empresas o personas jurídicas. El canal que más crece este año es flotas. Las empresas siguen con altos niveles de demanda en este tipo de vehículos. Se ha visto que la compra de vehículos comerciales continúa enfocada principalmente en empresas del rubro minero y construcción. Sin embargo, la compra personal, se ha visto favorecida por el nivel de equipamiento, confort, seguridad y durabilidad de nuestro modelo Hilux, siendo una solución para el uso diario de nuestros clientes, dijo Pablo Contreras, Jefe de producto en Toyota Chile. 

Otra marca especialista es RAM, y su product manager, Claudia Vásquez Rocuant da su visión. “Muchas personas prefieren vehículos más grandes y altos debido a la sensación de seguridad que ofrecen en la carretera, así como la capacidad de transportar objetos grandes y pesados. En comparación con otros vehículos livianos, las camionetas tienen una mayor capacidad de carga, lo que las hace más atractivas para los consumidores que necesitan un vehículo de trabajo o para actividades recreativas. Además, el aumento en los precios de los vehículos ha hecho que muchos consumidores busquen opciones más económicas y prácticas, lo que también contribuye a la robustez de la demanda en camionetas, analizó la ejecutiva. 

“Hay varios factores que influyen en esta decisión de compra. Primero el incremento de PYMES en Chile, las cuales prefieren vehículos que tengan capacidad de carga y que estén hechos para terrenos complejos, fácil manejo y por último equipado y cómodo para una persona que está en operación toda la jornada. Otro argumento y de cara al cliente particular, es la posibilidad (en el caso de Nissan) de tener un SUV con pick up, ya que el andar de la camioneta, le permite trasladar a la familia de una manera cómoda, segura y por otro lado con alta capacidad de carga, lo que le permite dualidad de utilización (un vehículo particular y a la vez comercial)”, añade, Katalina Movillo, de Nissan Chile.

En la misma línea aporta Alejandro Mella, gerente de flotas de Chevrolet Chile: “un 25% de nuestra venta es para empresas y el resto es para clientes que usan las camionetas para uso personal o para un mix entre personal y trabajo. La gran ventaja de una pickup es que puedes combinar de manera muy natural un vehículo para la vida diaria y al mismo tiempo para trabajar. Lo importante es que los clientes tengan un abanico completo y, en ese sentido, siempre hay espacio. En Chevrolet estamos planeando el lanzamiento ahora para mayo del modelo Montana, que  inaugura un nuevo concepto de pickup mediana y compacta, combinando el confort y la maniobrabilidad de un SUV con la versatilidad y robustez de una verdadera pickup”, finaliza.