BMW Serie 4 Cabrio:

más dosis de libertad

En las marcas premium, y más en las que el enfoque exclusivo se fusiona con el performance como el caso de BMW,  es común que varios de sus modelos cuenten con versiones cabriolet, uno de los formatos de descapotable más elegantes y lúdicos, que si bien son para un nicho muy particular de cliente, existe quienes lo esperan, lo piden y disfrutan.

Porque una cosa es el performance con techo y otra en formato cabrio, por tal motivo se estrenó en nuestro mercado el BMW Serie 4 Cabrio, que hereda gran parte de la línea de alto performance de la casa alemana, M, como sus asientos deportivos ajustables eléctricamente en la parte delantera con tiradores de cinturón de seguridad que se extienden y retraen automáticamente, tapizado de cuero Vernasca y calefacción de asientos, volante deportivo M de cuero de serie y rodilleras en la consola central.

Cuenta con un techo, blando de arco de panel de nuevo desarrollo, que combina las fortalezas de un techo rígido retráctil y el atractivo de una capucha de tela, la marca promete que esta solución aporta rigidez y ligereza, lo mejor de las dos alternativas de capota. Este techo es un 40 por ciento más ligero que el de su predecesor, el confort acústico y térmico es muy superior al de un diseño convencional. 

Los descapotables cuentan con menor rigidez torsional en su carrocería, lo que implica un desafío de ingeniería para mantener el desempeño del auto; así, el nuevo BMW Serie 4 Cabrio cuenta con una estructura extremadamente rígida con faldones laterales reforzados, refuerzos adicionales específicos del convertible y un nuevo panel de cizalla de aluminio en la parte delantera. Además cuenta con un centro de gravedad bajo y  distribución del peso 50:50.

Cuenta con un motor de 2.0 litros, capaz de desarrollar 258 caballos de fuerza, con un torque de 400 Nm, más que suficiente para agregar emoción a la experiencia de la cabellera al viento. La transmisión Steptronic deportiva de ocho velocidades agrega adrenalina con la nueva función Sprint, para una aceleración instantánea y dinámica, que debería llevarse muy bien con su suspensión deportiva M, más rígida.

Entre los opcionales ofrece: suspensión M adaptativa con amortiguadores controlados electrónicamente, frenos M Sport con una opción de pinzas de freno azules o rojas, diferencial M Sport,  con bloqueo totalmente variable, controlado electrónicamente en el diferencial trasero.

En seguridad, en tanto, el BMW Serie 4 Cabrio cuenta con advertencia de colisión delantera con intervención de freno, advertencia de cambio de carril – que incluye retorno de carril con asistencia de dirección ahora de serie. 

Driving Assistant Professional agrega una serie de características, incluido el asistente de dirección y control de carril con las nuevas funciones de navegación activa y asistente de carril de emergencia, además de visualización 3D innovadora del área circundante en el grupo de instrumentos digitales. El asistente de estacionamiento ahora incluye también el asistente de marcha atrás. 

Descapotable sin música no vale, por ello en infoentretenimiento contempla la integración estándar de teléfonos inteligentes con Apple CarPlay y ahora también Android Auto, conexión inalámbrica a través de WiFi, información que se muestra en la pantalla de control, el grupo de instrumentos y la pantalla frontal opcional.

Share This