BMW muestra sus cartas eléctricas para el futuro en Latam

Para el grupo  BMW, el 2021 comenzó la recuperación del mercado automotriz en Latinoamérica y los números son elocuentes: 47.404 unidades vendidas de sus marcas BMW y MINI los países de la región, que marca -según sus ejecutivos- un  liderazgo en 25 de los 27 países donde tiene presencia en la región.

Son 40.071 unidades para  BMW (16,2% más que en 2020), 7.333 unidades de MINI (un 14,2% de incremento respecto al año anterior), y 22.146 unidades de BMW Motorrad (14,8% de crecimiento frente al 2020). Esto otorga a BMW Group y sus marcas una participación de mercado del 36,5% en Latinoamérica. Una cifra altísima considerando el nicho premium donde se mueven los productos del grupo.

Dentro de estas colocaciones se contempla un aproximado de 6 mil vehículos electrificados vendidos en toda la región (con cerca del 14% de ventas totales en Latinoamérica). “Han sido un par de años retadores, pero definitivamente en BMW Group Latinoamérica hemos sabido responder con agilidad e inteligencia para reforzar el posicionamiento de nuestra compañía en la región. Hemos invertido tanto en infraestructura como en aperturas de centros de distribución y alianzas clave. Asimismo, tenemos un enfoque en electrificación que atañe a toda la región y que se ha visto reflejado no sólo en temas de lanzamiento de producto sino en impulsar una cultura de sustentabilidad. La industria se ha transformado, y es importante tener un enfoque mucho más centrado en el consumidor y en la digitalización, que es algo que hemos reforzado, sin dejar de lado el aspecto de negocio”, comentó el  nuevo presidente & CEO de BMW Group Latinoamérica, Reiner Braun.

Electro futuro para todos

Latinoamérica es un mercado grande y extremadamente diverso, en términos de población, infraestructura y diferencias entre sus mercados. Así, para vender en toda esta zona se deben lidiar con diferentes realidades, sobre todo en la implementación de nuevos estándares como lo exige la electromovilidad. 

Así, el plan  contempla que en  2022, BMW Group alcanzará la mitad de su segunda fase de transformación electrificando toda su gama. Se trata de la quinta generación de la tecnología BMW eDrive, estrenada en el BMW iX3, y que también porta el nuevo al BMW iX, el SUV que abre la nueva generación de modelos 100% eléctricos de la marca, además del nuevo i4, que lleva la tradición de los dinámicos sedanes de la marca al nuevo horizonte electrificado. 

Así, para 2025 el Grupo tendrá 25 modelos electrificados, de los cuales, aproximadamente la mitad serán totalmente eléctricos. Ese año también iniciará una tercera fase de transformación de la empresa, con vistas a lo que denomina Nueva Clase (Neue Klasse), con 3 focos  principales: Arquitectura de IT y software totalmente redefinida, una nueva generación de sistemas de propulsión eléctrica y baterías de alto rendimiento y un enfoque radicalmente nuevo en la sustentabilidad durante todo el ciclo de vida del auto. Promete, además, que la gama de MINI será exclusivamente eléctrica a principios de la década de 2030, al igual que las motos y scooters de BMW Motorrad.

Nuevos modelos en el horizonte

Pero no todo son cifras y expectativas, más concretos son los anuncios de los próximo lanzamientos que la marca adelantó en su conferencia de prensa regional. 

Una de las sorpresas fue el nuevo BMW Serie 2 Coupé, que se fabricará en México para toda la región y que cuenta con una tren motriz convencional. Lo que llama la atención es que conserva los antiguos “riñones” de la marca. Consultados al respecto, si este modelo adaptaría las grandes tomas de aire de los modelos actuales y electrificados, los ejecutivos respondieron que se respetarán los detalles de diseño de cada modelo, en cada mercado, abriendo la posibilidad de que convivan ambas versiones de la característica calandra de la marca bávara. 

Entre los lanzamientos eléctricos que se espera arriben a Chile, se cuentan modelos como el BMW iX M60, que promete ser el más veloz de la nueva camada electrificada. Se vale de dos motores para una impresionante potencia total de 619 caballos de fuerza, para alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h. Promete nada menos que 1.000 Nm de par motor, y  1.015 Nm en Modo Sport, para alcanzar los 100 km/h desde 0 en 3,8 segundos. 

Otro interesante ejemplar que se acerca es el BMW i4, que sale del mundo SUV para llevar a un formato 100% eléctrico una parte importante de la genética de la marca: los sedanes. Varias versiones, con distintas potencias y capacidades, reinventan la ecuación de sumar el estilo premium con el manejo deportivo. El más poderoso será el El BMW i4 M50, con una potencia de 544 caballos de fuerza, con autonomía de hasta 510 kilómetros. Su función Sport Boost, y su par máximo de 795 Nm lo llevan a acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos.