BMW M3 y M4, Competition: ecuación

de poder y velocidad

Aunque seas fanático de los superdeportivos de BMW, la decisión es difícil al momento de la compra: el nuevo BMW M3 Competition ó el nuevo BMW M4 Coupé Competition. Suenan parecido, lucen como hermanos y los mueve el mismo corazón: un poderoso motor de 6 cilindros Twin Turbo de 3.0 litros y 510 caballos de potencia con torque de 650 Nm.

Claro se trata de hermanos en la legendaria Serie M, la gama de alto performance del fabricante bávaro que eleva la adrenalina de sus fanáticos conductores a punta de alta potencia, y performance extremas que entiende que la potencia bien ocupada puede ser una de las actividades más divertidas.

La diferencia principal entre ambos superdeportivos, es la carrocería. Mientras el poder del M3 se esconde tras una atractiva, pero más tradicional formato sedán (de 4 puertas), lo que implica mayor versatilidad en el uso cotidiano; el M4 es un algo más agresivo coupé (2 puertas), que brinda un estilo más personal y extremo.

Las diferencias de peso y reglajes son mínimas, entre los nuevos  BMW M3 Competition y BMW M4 Competition Coupé; por ello su performance es idéntico en la base:  aceleran de 0 a  100 km/h en 3,9 segundos y de 0 a 200 km/h en 12,5 segundos.

Exteriormente no tiene problemas en expresar su deportividad. El M3,  consu largo y musculoso capó que termina en la nueva parrilla frontal de la marca, más grande notoria y en acabado en negro. Cuatro puertas pero suave caída fastback, que se complementa con las cuatro poderosas salidas de escape. El BMW M4 Coupé, luce algo más agresivo con sus dos puertas, que transmite mayor dinamismo.

El interior -como buen auto de performance premium- ofrece una fusión de elegancia, estilo premium y soluciones técnicas, que dotan a la conducción de estos autos tan potentes, de ese espíritu lúdico de estar tratando con máquinas de precisión.

Buen ejemplo de lo anterior son los detalles de la firma M se incluyen como detalles en rojo para los botones en el volante de cuero y el botón de start/stop de la consola central. La palanca de  cambios, con el interruptor Drivelogic, está forrado de cuero con el  logotipo M incorporado y con costuras en los colores de M GmbH.  También presenta un llamativo recorte, que se acentúa aún más con la  iluminación integrada de “cascada”. 

Ambos modelos cuentan con lo último de la marca en tecnología de infoentretenimiento y asistencias a la conducción, pero lo mejor no es eso, sino la libertad que entrega a sus usuarios de configurar la performance de estos modelos a su gusto: de ser un amigable auto asistido que protege al conductor, hasta disfrutarlo casi sin asistencias, en una emocionante conducción despojada de tecnología, muy exigente en la conducción, pero abundante de poder y emociones.

Share This