BMW iX: nativo

de los nuevos

tiempos eléctricos

 

La electromovilidad es hoy una realidad que se introduce en nuestra cotidianeidad de manera consistente, y en este incipiente y dinámico escenario, los fabricantes se enfrentan al dilema de cómo introducir un cambio completo -de tren motriz, sistemas de carga y de modo de entender la automoción -, sin abandonar su misión de cautivar a sus clientes. 

Así, hemos visto toda una generación de autos que se “electrifican”, es decir desde el modelo tradicional, se potencian con una cadena de poder electrificada, pero ahora asistimos al inicio de una época donde conoceremos a autos nacidos como eléctricos, sin versiones con motor térmico. Una suerte de nacidos en la era electrificada y uno de sus integrantes más novedosos es el BMW iX, presentado hace poco en nuestro mercado.

“BMW Group aspira a tener más de siete millones de vehículos electrificados en las calles para 2030, dos tercios de ellos totalmente eléctricos. Con la presentación del BMW iX hoy en Chile, el grupo está haciendo una gran contribución a la transformación de la compañía hacia la e-movilidad y un futuro sustentable”, aseguró Alejandro Richard, gerente general de BMW Group Chile, y  agregó: “además de la conducción en sí misma, nuestro compromiso es atender al cumplimiento de las normas medioambientales y sociales; la protección de los recursos naturales; y la reducción de las emisiones de CO2 en la cadena de suministro”.

Electro diseño

Parte de una nueva generación de autos y que abre el futuro portafolio de BMW, el iX, no es solo un SUV, sino una aproximación de cómo serán los utilitarios deportivos en un futuro que se encuentra a la vuelta de la esquina.

En  lenguaje de diseño, cuenta con la nueva parrilla frontal de la marca, grande y llamativa, pero que ahora es más bien un emblema, ya que los vehículos eléctricos no precisan de la gran cantidad de aire para alimentar y enfriar un motor térmico. Faros agresivamente pequeños y alargados, un capó robusto que mantiene la coherencia con los grandes nuevos “riñones” de la marca, además de marcos y molduras en negro, configuran un diseño con alta presencia, y un claro enfoque en diferenciarse de la gama con emisiones, del fabricante bávaro. 

En el interior, BMW ha optado por el rupturismo futurista y eléctrico, con sistemas con grandes pantallas como interfaz, y pocos mandos físicos. La experiencia crece en digitalización, y las tecnologías se hacen más amigables, en un claro estilo elegante y europeo, que parece requerir cierto nivel de costumbre para una correcta operación. 

El nuevo BMW iX xDrive40 ofrece nada menos que 326 caballos de fuerza, con muy impresionantes 630 Nm de torque. A pesar de ser un SUV grande y no precisamente ligero, puede alcanzar los 100 km/h desde 0, en 6,1 segundos. Su batería tiene un contenido de energía en bruto de 76.6 kWh, que le permite alcanzar hasta 425 km de autonomía, así como una potencia de carga de hasta 150 kW en estaciones de carga rápida de corriente continua.

El sistema BMW iDrive y el Sistema Operativo iD8 de BMW son equipo de estreno en este modelo, y prometen una nueva proyección y experiencia para los usuarios. Táctil en la pantalla curva y con comunicación verbal con el Asistente Personal Inteligente de BMW, se la juega por ser inteligente e integrativo, tanto en el rol del conductor como en el asiento del acompañante. Digamos que su sistema de sonido, de alta calidad,  Bowers & Wilkins Diamond de 30 altavoces, con amplificador de 1615 watts con dos tweeters de diamante, audio 4D y 2 subwoofers bajo los asientos traseros, son solo para mejorar esta experiencia. 

En el futuro nadie planea perder el estilo, por ello BMW ofrecer  llantas de aleación aerodinámicas aro 22, estilo 1020 bicolor pulido en 3D y techo panorámico Sky Lounge con oscurecimiento electrocromático, entre otras novedades tecnológicas, 

Sistema de acceso sin llaves Comfort Access con apertura y cierre por proximidad, además de airbags frontales y laterales, para el conductor y su acompañante, y airbags de cabeza en la parte delantera y trasera del vehículo, figuran en su lista de equipo de seguridad;  junto al  asistente de estacionamiento en paralelo, control activo de la distancia de estacionamiento trasero, asistente de reversa, sensores de estacionamiento y cámara de retroceso. 

En lo que respecta a asistencias a la conducción incorpora los sistemas Driving Assistant Professional, los que incluyen advertencia de salida de carril con vibraciones en volante, advertencia de cambio de carril con monitoreo de punto ciego, asistente de control de línea, asistente de evasión, advertencia de intersección, advertencia de sentido contrario, advertencia de colisión frontal con intervención de frenos, advertencia de tráfico cruzado en la parte trasera y prevención de colisión trasera, entre otros.

Share This