Audi RS e-tron GT:

shock electrodeportivo

 

Un mito relativamente común en estos tiempos, los albores de la nueva electromovilidad, es que los autos eléctricos no son tan veloces como sus símiles convencionales o de combustión interna. Lo cierto es que ejemplares como el recién estrenado Audi RS e-tron GT, llegan a derribar esta fake data, mediante lo que la marca de los anillos sabe hacer mejor: autos de lujo de altísimo desempeño. 

Porque el deportivo cero emisiones y para la nueva era de Audi, no deja nada a la duda y se posiciona en el aún estrecho nicho de los deportivos electrificados al 100%, que sustentan que la deportividad no se acaba con el nuevo paradigma. Por el contrario, utiliza la energía eléctrica para una mejor performance.

La emoción comienza por la vista, y el RS e-tron GT transita entre el futuro y la tradición deportiva de la marca, con una silueta -y tamaño- que recuerda al RS5, pero que se distingue por una parrilla central más cerrada, en algo que se ha convertido a estas alturas en una seña de identidad de los autos cero emisiones. 

El sonido de la velocidad

El formato se alude en su nombre: se trata de un modelo Gran Turismo es decir para abordar las carreteras a alta velocidad en viajes largos, una categoría histórica para el público europea, que en nuestro país se traduce en un sedán deportivo, con silueta coupé, apto para una cotidianeidad que fusione el desempeño con el confort. 

Su imagen es claramente deportiva: un auto ancho y bajo, definido como muchos Audis, con líneas suaves y claras. Su largo capó cuenta con una nervadura en media luna que cubre todo el capó y que aumenta la sensación de deportividad, con imponentes pasos de rueda junto a una gran luneta en caída fastback muy marcada, que hace juego con las poderosas nervaduras que marcan sus “hombros”, componen un conjunto agresivo, deportivo y no carente de cierto dramatismo. 

El estilo limpio y elegante de Audi, si bien tecnológico y de gran calidad, se entiende como una transición. Es posible intuir el desafío auto planteado por la marca: llevar la transición de la electromovilidad hacia el mundo deportivo: un segmento plagado de amantes del motor de combustión y las emociones. Con el RS e-tron GT, Audi es menos futurista que con su e-tron Sportback, que es casi una declaración de principios de la marca respecto al futuro. 

Sus argumentos no son pocos: nada menos que 646 caballos de fuerza (equivalente a un superdeportivo) con 830 Nm de torque (equivalente a un camión urbano), para emocionar con una aceleración de 0 a 100 km/h en nada más que en  3,3 segundos.

Chispas premium

Para lograr este performance se vale de dos motores eléctricos,  sincrónicos, que se alimentan con una  batería de alto voltaje con capacidad de 85 kWh (netos), que le  permiten una autonomía de hasta 472 kilómetros.

Sus celdas de energía se pueden cargar de forma extremadamente rápida gracias a la tecnología de 800 voltios.  “Audi sigue acelerando la estrategia de movilidad eléctrica con el RS e-tron GT, un gran turismo de elegancia dinámica, un Audi como nunca se ha visto antes. Es potente, dinámico, seguro y despierta emociones; y refleja toda la pasión con la que la marca desarrolla y fabrica automóviles. Tras el éxito de nuestro SUV eléctrico e-tron Sportback, con el que comenzamos el año pasado este viaje hacia la movilidad eléctrica, hoy damos otra firme declaración de intenciones con el objetivo de hacer del mundo un lugar mejor”, comentó Juan José Domínguez, gerente de Audi en Chile. 

La batería tarda aproximadamente 30 minutos en alcanzar su 100% de carga con cargadores de 265 kW DC, 55 minutos con cargador de 150 kW DC y 9,5 horas con cargador de 11 kW AC. 

En línea con las nuevas y futuras regulaciones, no es silencioso. Amplificadores situados en el maletero generan sonido, para cumplir con el sonido legalmente requerido por seguridad frente a los peatones. A medida que aumenta la velocidad -a partir de 20 km/h en la Unión Europea y de 32 km/h en Norteamérica- se vuelve gradualmente más silencioso y es inaudible desde los 60 km/h.

Cuenta con tracción total, en la tradición quattro, que cuenta con componentes mecánicos que potencia su conducción deportiva como diferencial trasero autoblocante con control electrónico; además de Audi drive select, con modos “comfort”, “efficiency”, “dynamic” e “individual”. En el modo “efficiency”, la carrocería desciende a la posición de altura más baja para posibilitar un mejor flujo inferior del aire, y la velocidad máxima queda limitada a 140 km/h. En el modo “dynamic”, la tracción eléctrica a las cuatro ruedas, los sistemas de suspensión y la aerodinámica activa adoptan una configuración deportiva.

En seguridad y asistencias, RS e-tron GT incluye sistemas como el  Audi Pre Sense Basic y Audi Pre Sense Front, a lo que se suman los avisos de cambio y salida de carril con Exit Warning System, alerta de tráfico cruzado delantero y trasero para maniobras de estacionamiento; 8 airbags, cámara de estacionamiento 360°, Control Crucero Adaptativo y faros LED Matrix con luz láser, los cuales, en el centro de los grupos ópticos cuentan con un punto láser que se activa a partir de una velocidad de 70 km/h y duplica el alcance de la luz de carretera hasta 600 metros para una mejor y mayor visibilidad. 

La oferta de Audi por el RS e-tron GT en Chile es de un precio referencial de US$ 160.000.

Share This